La Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular, el dictamen que reforma diversas disposiciones del Código Penal Federal, y de las leyes General de Salud y Federal para Prevenir y Erradicar la Discriminación para imponer hasta 10 años de prisión a quien cometa algún delito contra del personal del Sistema Nacional de Salud.

El dictamen aprobado con 367 votos a favor y uno en contra también señala que se sancionará a quien atente contra servidores públicos que desempeñen funciones durante el tiempo que corresponda a una contingencia sanitaria, emergencia, desastre natural o cualquier circunstancia catastrófica.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Justicia de San Lázaro, la diputada Pilar Ortega Martínez de Acción Nacional (PAN), señaló que los trabajadores del Sistema de Salud han sido las primeras víctimas de la pandemia de Covid-19, ya que de acuerdo con un Informe de Amnistía Internacional, México es el país con mayor índice de mortalidad para el personal médico, con 1,320 decesos confirmados a septiembre de 2020.

Por su parte, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Frinné Azuara, apuntó que AI México da cuenta de la grave situación de los derechos del personal de salud, al mostrar que quienes están en la primera línea de la pandemia, no solo trabajan en condiciones inseguras, con insuficiente equipo de protección, sino que también se arriesgan a sufrir agresiones.

“El Instituto Mexicano del Seguro Social registró 55 agresiones al personal de enfermería en 14 entidades durante el mes de mayo”.

Mientras que, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Abril Alcalá, apuntó que en el Proyecto de Presupuestos de Egresos para el 2021, los recursos para salud se observa un decremento del presupuesto en un -4% en comparación a 2020.

“Este es un paso, pero no es suficiente. La comunidad médica y las enfermeras de nuestro querido México se merecen más del Gobierno, más de la población y más de esta Cámara”.

kg