El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad un paquete de reformas a la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, que establece nuevas hipótesis para el otorgamiento de las condecoraciones al Mérito Militar y la de Servicios Distinguidos, cuyo decreto se envió a la Cámara de Senadores para su revisión y eventual ratificación.

De acuerdo con los cambios promovidos por Virgilio Daniel Méndez Bazán (PRI), presidente de la Comisión de Defensa Nacional, las condecoraciones al Mérito militar, técnico, facultativo, docente, en la campaña contra el narcotráfico y de Servicios Distinguidos podrán otorgarse, por parte del Ejército y Fuerza Aérea, a personas que no pertenezcan a las fuerzas armadas.

La condecoración al Mérito Militar, según la nueva redacción del artículo 55, se otorgará por disposición del Presidente de la República, a propuesta del Secretario, a militares o civiles, nacionales o extranjeros, y tiene por objeto:

I. Premiar a militares mexicanos, por los actos de relevancia excepcional que realicen en beneficio de las Fuerzas Armadas del País, y

II. Reconocer a militares extranjeros, así como a civiles, nacionales o extranjeros, por sus actividades o acciones que contribuyan al desarrollo o representen un beneficio al Ejército y Fuerza Aérea. Esta condecoración será de cuatro grados:

I. Orden, que se otorgará a Mandos Supremos y Altos Mandos o sus equivalentes;

II. Banda, que se otorgará a militares nacionales;

III. Placa, que se otorgará a militares extranjeros, y

IV. Venera, que se otorgará a civiles nacionales o extranjeros.

La reforma del artículo 63 prevé que la condecoración de Servicios Distinguidos se concederá por acuerdo del Secretario de la Defensa en los supuestos siguientes:

I. A los militares que en el transcurso de su carrera militar, además de perenne entrega y lealtad a la institución, demuestren sobrado celo, esmero y dedicación en el cumplimiento de su deber. Los mandos superiores formularán la propuesta correspondiente, y

II. A militares extranjeros, así como a civiles nacionales o extranjeros, para reconocer sus actividades o hechos que sean de interés relevante para el Ejército y Fuerza Aérea, o para corresponder a las atenciones y muestras de cortesía de otras naciones.

Tras los cambios acordados por los diputados federales, y que deberán revisar los senadores para determinar si los ratifican o modifican, el artículo 68 de la citada ley establece que la condecoración al Mérito Militar de Grado de Orden también podrá otorgarse a las banderas o estandartes de corporaciones u organismos, nacionales o internacionales, por hechos excepcionalmente meritorios en beneficio del Ejército y Fuerza Aérea.

[email protected]

mfh