El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen con minuta que expide la nueva Ley de Migración, la cual pretende frenar las agresiones en contra de migrantes y compromete al Estado mexicano a respetar sus derechos humanos.

Durante la sesión ordinaria en San Lázaro, se avaló por unanimidad en lo general y en lo particular con 432 votos la reforma que eleva a rango de Ley al Instituto Nacional de Migración (INM), que será la instancia encargada de instrumentar y ejecutar la política migratoria.

La nueva ley plantea un respeto irrestricto de los derechos humanos de los migrantes, nacionales y extranjeros, sea cual fuere su origen, nacionalidad, género, etnia, edad y situación migratoria.

DOCH