La presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas Hernández, dio marcha atrás a la convocatoria para la sesión ordinaria de este jueves, misma que había sido anunciada la víspera para dar continuidad al desahogo de la agenda legislativa.

“Buenos días. El día de hoy no hay condiciones para que la Cámara de Diputados sesione. Se convoca para mañana viernes a las 11:00’’, informó, vía Twitter, Laura Rojas Hernández.

Los diputados federales ya tienen el tiempo encima para cumplir con su facultad constitucional de aprobar, antes del último minuto de mañana —15 de noviembre—, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio fiscal 2020.

Diversos grupos de manifestantes, en su mayoría agricultores, productores y ganaderos, mantienen sitiada la sede parlamentaria de San Lázaro desde el pasado lunes, en demanda de incremento presupuestal, impidiendo el ingreso de los legisladores.

Los diputados federales integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública están citados a las 18:00 horas de hoy, en algún lugar de la ciudad por definir, para conocer y aprobar el dictamen del PEF-2020, decreto que se someterá a la discusión y aprobación del pleno cameral en la sesión convocada para mañana.

De iniciar mañana, en punto de las 11:00 horas, la sesión ordinaria del pleno, los 500 diputados federales que conforman la Cámara Baja dispondrán sólo de once horas para cumplir con su obligación constitucional de aprobar el gasto público.

Y de muchas menos porque antes de iniciar dicha discusión, el pleno cameral deberá reiniciar la sesión del pasado miércoles 6 de noviembre —la última vez que pudo sesionar— cuando, ante la imposibilidad de continuar los trabajos por el desorden que generaron los propios legisladores, no se pudo concluir la discusión, en lo particular, de la minuta que reforma la Ley de Instituciones de Crédito en materia de bloqueo de cuentas bancarias y extinción de dominio.

En ese tema, los legisladores están atrapados en la discusión legal de si se devuelve la minuta a la Cámara de Senadores para una nueva revisión, como ordena la Constitución y la oposición exige cumplir, o se remite de inmediato al Ejecutivo federal para su eventual promulgación, como quiere la mayoría encabezada por el grupo parlamentaria del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que coordina Mario Delgado Carrillo.

Contraviniendo la Constitución, la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el máximo órgano de gobierno interno, acordó el pasado jueves 7 de noviembre, consultar al pleno cameral sobre la ruta a seguir y que sea quien decida.