El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 441 votos la reforma al artículo 89 de la Constitución por la que se modifica las atribuciones para la ratificación de los empleados superiores de Hacienda, con lo que se actualiza el marco normativo, ya que desde el inicio de la actual administración, el secretario de esta dependencia y los funcionarios de alto rango fueron ratificados por la Cámara baja.

De acuerdo con el texto actual de la Constitución, el nombramiento de los empleados superiores de Hacienda es una facultad sólo del presidente de la República, no obstante, derivado de una reforma en el 2014, la atribución del titular del Ejecutivo se compartió con el recinto legislativo de San Lázaro.

Al fundamentar la reforma, la diputada integrante de la Comisión, Lidia García Anaya (Morena), indicó que pese a que la Cámara de Diputados ratificó por primera vez al secretario de Hacienda y Crédito Público el 2018, derivado de las obligaciones que se generaron tras la reforma político-electoral del 2014; era necesario adecuar el marco normativo de la Carta Magna.

Y es que la nueva atribución de la Cámara baja se estipuló en un artículo transitorio de la citada reforma.

“Debemos recordar que la Cámara de Diputados por primera vez realizó la ratificación del secretario de Hacienda y Crédito Público, y de los empleados superiores del ramo, de conformidad con las nuevas normas constitucionales, lo que hace necesario realizar las adecuaciones que permitan armonizar nuestro marco jurídico constitucional, para fortalecer la seguridad y certeza jurídica de la norma constitucional.

“Por lo anteriormente expuesto, se propone el siguiente proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de ratificación de empleados superiores de Hacienda”, indicó.

El dictamen, que pasó al Senado de la República para que sea discutido, fue aprobado en primera instancia por la Comisión de Puntos Constitucionales.