La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que informe las acciones que ha emprendido para evitar los abusos de bancos y casas de empeño durante la pandemia de Covid-19.

La diputada federal de Morena indicó que debido a la crisis económica que enfrenta el país, algunas personas recurrieron a sus ahorros, mientras que otras se han visto obligadas a endeudarse, y recordó que en 2020 las operaciones de bancos y casas de empeño incrementaron de 125,000 a 175,000 por día, es decir, un aumento del 40 por ciento.

“Pese a la reducción de las tasas de interés establecida por el Banco de México, algunas instituciones financieras han aumentado los costos de los créditos que otorgan; una buena porción de mexicanas y mexicanos no tiene acceso a los servicios financieros y recurren desde siempre a las casas de empeño”.

La congresista resaltó la necesidad de discutir los mecanismos para que la banca juegue un papel fundamental en la reactivación de la economía mexicana, así como establecer medidas para proteger a la ciudadanía de fraudes, y al mismo tiempo transparentar las acciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para evitar abusos.

Padierna Luna sostuvo que el gobierno federal, a través de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), tomó medidas como prohibir la venta de bienes empeñados durante la contingencia sanitaria, además de difundir información sobre la seriedad tan cuestionada de algunas de estas empresas para funcionar, que requieren estar registradas oficialmente.

“La otra cara de la crisis es la falta de empatía y solidaridad de las instituciones que llegan a cobrar intereses hasta de 200%. En el caso de los bancos, la baja tasa de fondeo interbancario no se ha traducido en beneficios para los usuarios; tiendas departamentales e instituciones bancarias que atienden a sectores de bajos ingresos siguen cobrando intereses que llegan a superar hasta 17 veces la tasa de referencia del Banco de México y hasta 23 veces el porcentaje de inflación que en 2020 fue de 3.15% ”, apuntó.

marisol.velazquez@eleconomista.mx

kg