Adrew Scott Pierson fabricó armas automáticas para los Cárteles del Noreste y el de Jalisco Nueva Generación por lo cual se declaró culpable ante un juez de distrito por violar la Ley de Control de Exportación de Armas, reveló el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por su sigla en inglés).

El ciudadano originario de Oklahoma se entregó a las autoridades de Estados Unidos el 10 de diciembre de 2018. Admitió haber pedido y recibido piezas de armas de fuego del país vecino del norte y fabricar armas automáticas en nuestro país para dichas organizaciones delincuenciales. 

Posteriormente, en septiembre del 2019, un jurado federal de EU acusó a Adrew Scott y a otras siete personas por traficar con productos falsificados y violar la Ley de Control de Exportación de Armas en dicho país.

Mediante un comunicado, el DOJ reveló que de estas personas, cinco se han declarado culpables y uno más se encuentra prófugo en nuestro país.

El juez de distrito de los Estados Unidos Brian S. Miller será el encargado de dictar sentencia a Pierson en una fecha posterior.

“Este caso es el primer enjuiciamiento exitoso en el país por la exportación y fabricación de armas de fuego de carteles mexicanos”, declaró el fiscal Federal Interino Jonathan D. Ross. “Estamos orgullosos de que esta investigación haya dificultado la obtención de armas de fuego por parte de cárteles violentos, y tenemos la intención de procesar cualquier caso que ayude a mantener las armas fuera del alcance de estas organizaciones criminales”.

El Departamento dio a conocer que el crimen de Pierson se castiga con más de 20 años de prisión, una multa de no más de un millón de dólares.

El caso fue investigado por Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos  y el Servicio de Inspección Postal de los EU con la ayuda de Investigaciones de Seguridad Nacional. El caso está siendo procesado por la fiscal federal adjunta Anne Gardner.

politica@eleconomista.mx