Tapachula, Chis.- Elementos de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Relacionados con Servidores Públicos detuvieron hoy al exsíndico del ayuntamiento local, Daniel Arévalo Díaz, por presuntas irregularidades detectadas en la revisión de la cuenta pública 2011.

Arévalo Días viajaba en una camioneta al oriente de la ciudad, cuando fue interceptado por dos unidades de las que descendieron los agentes, quienes le informaron que llevaban una orden judicial para presentarlo ante un juez.

El exsíndico fue trasladado primero a la Procuraduría General de Justicia del Estado, en donde fue certificado por un médico, y después trasladado a la capital chiapaneca para afrontar el proceso en el que se le involucra.

La detención de Arévalo se suma a la de siete alcaldes en los últimos días, y es independiente a las otras seis órdenes de aprehensión que los jueces liberaron el fin de semana en contra de otros expresidentes municipales.

Daniel Arévalo fue electo síndico en la fórmula que encabezó el ex alcalde Emanuel Nivón González por la alianza "Unidad por Chiapas", conformada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), Convergencia y Nueva Alianza.

Arévalo Días se mantuvo al frente de la sindicatura del ayuntamiento de Tapachula durante 2011 y parte del 2012.

Desde agosto del año pasado, diversos representantes de sectores productivos de Tapachula solicitaron al Congreso del Estado que se investigara a fondo y se castigara al exsíndico, por su presunta participación en diversas irregularidades.

De acuerdo con la denuncia, el ex funcionario -que renunció a su cargo a principios del 2012 para buscar una candidatura de elección plurinominal- "utilizó el cargo para beneficio personal y el de sus familiares".

En el documento, los manifestantes señalan que tres empresas constructoras a las que se les dio las obras en la localidad durante el periodo en el que estuvo al frente de la Sindicatura, son de su propiedad o a nombre de sus familiares.

klm