El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó este lunes que los detenidos en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa podrían ser testigos protegidos. 

En su habitual conferencia mañanera de este lunes, el titular del Ejecutivo mencionó que “se está buscando también que los detenidos puedan ser considerados como testigos protegidos porque hubo como un pacto de silencio, fue como un acuerdo para que no se hablara y hay que romper ese pacto de silencio, ya se está logrando porque detenidos están contando lo que pasó”.

López Obrador llamó a los familiares de los detenidos para que colaboren con información veraz sobre los hechos ya que “si ellos colaboran van a tener consideraciones de carácter legal, entonces aprovecho para mandar este mensaje: nos interesa a todos los mexicanos y de manera especial a los papás, a las mamás de los jóvenes, saber el paradero”.  

El presidente afirmó que no hay protegidos en el caso. 

“Inclusive he sido muy claro en dar a conocer de que las instituciones, y esto lo he dicho por el caso del Ejército, en vez de debilitarse si se aclara cómo actuaron y cometieron delitos miembros de estas instituciones, en este caso del Ejército, que sean también investigados y castigados”, dijo.

Compromisos cumplidos

El mandatario mexicano presentó un análisis de los 100 compromisos que cumpliría durante su gestión y sobre los cuales dijo faltan sólo cinco. 

Entre los pendientes están el número 27: Se transferirá a las comunidades mineras el impuesto que se cobra a las empresas por la extracción del mineral; cancelar fideicomisos o cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia.

Además de descentralizar al gobierno federal y reubicar a las secretarías en la entidades del país; impulsar el desarrollo de fuentes de energía alternativas renovables, como la eólica, la solar, la geotérmica y la mareomotriz e investigar y dar con el paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa.