El gabinete de seguridad federal informó que aumentó de 38 a 46 el número de detenidos desde que ingresaron el Ejército y la Policía Federal, paulatinamente, a 27 municipios de Michoacán, desde la semana pasada.

En coordinación con el gobierno de Michoacán, el gabinete de seguridad federal, integrado por la Secretaría de Gobernación, la PGR, la Comisión Nacional de Seguridad, la Secretaría de Defensa Nacional y Marina, informó que la Secretaría de Educación de Michoacán comunicó que reanudaron clases 48,730 alumnos y 4,984 docentes de 321 escuelas de educación básica, media superior y superior, en los municipios de Parácuaro, Múgica y Coahuayana, municipio de Apatzingán; así como en la localidad de Lombardía, municipio de Gabriel Zamora, y en Tancítaro.

Ayer se confirmó que Jesús Vázquez Macías El Toro, detenido desde la semana pasada por las fuerzas federales, forma parte de los siete líderes de Los Caballeros Templarios, de quienes las autodefensas exigen su detención para dejar las armas.

Vázquez Macías, también conocido como Gerónimo Vázquez Mendoza, fue identificado como jefe de plaza de Los Templarios en el municipio de Tepalcatepec, y era de los encargados del control de las extorsiones, secuestros y demás delitos en Aguililla, Michoacán.

Hipólito Mora, fundador del movimiento de autodefensas en Michoacán, se congratuló con la detención de Jesús Vázquez Macías, alias El Toro.

Mora afirmó que la situación poco a poco comienza a mejorar en los municipios en donde hay presencia de las fuerzas armadas.

En entrevista telefónica, aseveró que existe voluntad del gobierno federal para fracturar a la organización criminal hegemónica del estado, Los Caballeros Templarios, sin embargo, dijo que no se desarmarán hasta que caigan todos los cabecillas, entre ellos, Nazario Moreno El Chayo, quien aseguran no murió como lo reportó el gobierno calderonista; Servando Martínez La Tuta, Enrique Plancarte El Kike, entre otros más.

(El gobierno federal) tiene mucho interés en terminar con la organización de Los Caballeros Templarios, no me queda duda, aquí los michoacanos tenemos un poco más de tranquilidad y paz, porque hay muchísima vigilancia por donde quiera. La gente puede salir con mayor confianza, ya hay más gente en las calles, hay chamacos jugando, la gente en las cenadurías .

Cuestionado sobre sí ya estableció contacto con José Manuel Mireles, otro de los líderes de las autodefensas, contó que el domingo habló con él, aunque afirmó que no tocaron el tema del movimiento.

politica@eleconomista.mx