Con base en cifras del conteo rápido oficial, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la Presidencia de la República, conformada por los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), se alzó con la victoria al aventajar con una proporción de dos a uno a su más cercano contendiente.

Así lo informó anoche, al filo de las 11 de la noche, Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) al informar de los resultados del conteo rápido, de acuerdo a datos de 7,787 casillas, muestra que representan 5% del total de las casi 157,000 instaladas en el país.

El mensaje del funcionario electoral para conocer los resultados del conteo rápido perdió interés luego de que los tres candidatos perdedores reconocieron su derrota de acuerdo con sus propias cifras.

De los poco más de 89 millones de ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, la participación ciudadana a las urnas se ubicará entre 62.9 y 63.8 por ciento.

López Obrador alcanzará un rango de votación de entre 53 y 53.8%, precisó.

La estimación de los resultados con un alto grado de precisión reveló que Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), habrá de obtener una votación que se ubicará entre 22.1 y 22.8%, colocándose en segundo lugar de la competencia.

En tercer sitio quedará José Antonio Meade Kuribreña, candidato presidencial de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal) al sumar entre 15.7 y 16.3% de los votos emitidos a nivel nacional.

La votación a favor de Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, candidato presidencial independiente, se estimó, será de entre 5.3 y 5.5 por ciento.

Los del conteo rápido, al igual que los que arroje el Programa de Resultados Electorales Preliminares, se considerarán preliminares, aclaró Córdova Vianello hasta conocer los oficiales.

“Los resultados definitivos y que tendrán validez legal para determinar los triunfos electorales serán los que arrojen los cómputos distritales, que comenzarán el próximo miércoles 4 de julio a partir de las 8:00 horas”.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo General del INE, conocidos ya los resultados electorales, preliminares aún, pero irrevertibles, Córdova Vianello destacó que fue exitosa, una “auténtica fiesta democrática”, la jornada electoral, la más grande de la historia, por el número de cargos en disputa.

Destacó que se haya realizado de manera masiva, en paz y responsable por parte de los ciudadanos que acudieron a las urnas a ejercer su derecho cívico.

“Más allá de los resultados definitivos, la construcción de un sistema de partidos y el pluralismo que lo respalda subrayan la importancia de superar la etapa natural, obvia, comprensible en democracia, de la confrontación electoral y pasar a la construcción de consensos”.

Los resultados electorales, dijo, llevan a destacar que la convivencia en clave democrática tiene un ciclo de confrontación de proyectos y otro posterior, ineludible e indispensable de construcción de consensos mediante el diálogo.

“Por eso es que hemos insistido desde el INE que el futuro de un país democrático es responsabilidad tanto de mayorías como de minorías. Reconocer que el futuro del país sólo puede ser democrático si en la construcción de políticas públicas participan mayorías y minorías. Es una lección de nuestra historia electoral y una característica, por cierto, del andamiaje democrático que hemos venido configurando en el país desde hace cuarenta años”.

Morelos Canseco, representante del PRI ante el INE, reconoció que fue una jornada ciudadana ejemplar.

Su partido, dijo durante la sesión, se ha conducido con plena convicción democrática, convencido de que hacer de la democracia un sistema de vida descansa sobre el compromiso indeclinable de que impere la voluntad del pueblo.

En su turno, Horacio Duarte, representante de Morena, dijo que el reporte del conteo rápido es expresión de lo que millones de mexicanos decidieron de manera libre y pacífica en las urnas.

“Y creo que vale la pena reconocer el trabajo de millones de mexicanos que a lo largo de más de 156,000 casillas realizaron la enorme tarea de recibir a sus vecinos, de contar los votos, y el mensaje que los ciudadanos le dan al país, a la clase política, a las instituciones, es que no puede haber divorcio entre los gobiernos y las instituciones con los ciudadanos”.

Para Morena, sin duda, finalizó Horacio Duarte, el mandato más importante de la elección es poder convertir el hartazgo ciudadano en esperanza y en mecanismos para afianzar la democracia en el país, y garantizar que los derechos sociales no sean letra muerta en la Constitución.

[email protected]