El responsable de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, Israel Lira Salas, informó el desmantelamiento de una red criminal dedicada al robo de combustible y la captura de 23 personas, al realizar operativos en los municipios de San Matías Tlalancaleca y San Martín Texmelucan en Puebla y Texcoco, Estado de México.

Además, reportó la captura de dos elementos en activo de la policía municipal de Celaya, Guanajuato, quienes presuntamente protegían a huachicoleros que operaban en Apaseo el Alto, y ofrecer 40,000 pesos y una renta mensual a elementos de la Gendarmería Federal para que dejaran en libertad a un conductor de un tractocamión que transportaba hidrocarburo robado.

El subprocurador comentó que, como resultado de dos acciones, se aseguraron 139,998 litros de hidrocarburo, siete inmuebles, 91 vehículos,  999,700 pesos, una motobomba, entre otros objetos.

Según Lira Salas, los 23 detenidos son parte de una red criminal vinculada a distintas organizaciones generadoras de violencia en el país, que operan con hidrocarburo robado de ductos de Pemex, los cuales fueron presentados ante jueces de control en ambas entidades.

Los jueces determinaron vincular a proceso a nueve de los 23 detenidos por la probable comisión de los delitos mencionados y se otorgó cuatro meses a la PGR para concluir la investigación, por lo que quedaron internos en un centro de reclusión en Nezahualcóyotl.