Los padres de los niños fallecidos en la guardería ABC que integran el Movimiento 5 de junio insistieron en que el presidente de la República, Felipe Calderón, debe ir a hablar con ellos a Hermosillo, Sonora, y no que los hagan venir a la residencia oficial de Los Pinos.

Abraham Fraijo, padre de Emilia, explicó que ninguno de los miembros de esta agrupación que busca la justicia para sus niños asistirá a la cita de hoy en la Presidencia. Hasta el momento, quienes han confirmado que sí acudirán son los dos grupos de padres de los menores que sobrevivieron y que están en tratamiento, denominados Salud y Justicia y Manos Unidas.

En tanto, el IMSS dio a conocer anoche que la relación de niños inscritos en la Guardería ABC llevó a identificar 80 menores que, sin tener lesión por quemaduras, podrían haber aspirado el humo del incendio.

A ellos, les otorgó atención médica vitalicia, para lo cual se les expidió un certificado de atención médica para hospitales del IMSS y en instituciones privadas de México o de Estados Unidos. Sin embargo, padres de cinco menores se negaron a recibir dicho certificado.

[email protected]