Lima.- México está hoy ante la oportunidad de seguir avanzando al amparo de un modelo económico abierto que ha permitido mayores niveles de desarrollo y crecimiento, dijo el presidente Peña Nieto en esta ciudad.

“Crecer toma tiempo y cuesta mucho. Retroceder es muy fácil cuando las políticas son equivocadas y cuando realmente adoptamos modelos que son de un pasado fracasado”.

Durante su participación en un foro junto con Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, y previo al arranque esta tarde de la VIII Cumbre de las Américas, el titular del Ejecutivo federal dijo que esa es la ruta que el país debe mantener.

Se deben “dejar atrás los modelos fracasados del pasado, que los hubo en México y en países de la región latinoamericana, que sólo llevaron a sobre endeudamientos y a crisis económicas recurrentes”, amplió.

Y es que cuando eso ocurre, alertó, “significa dar pasos en reversa de manera bien acelerada”.

“México hace muchos años abandonó el modelo, todavía prevaleciente en los años 70, de ser un Estado intervencionista y un Estado que se ponía el ropaje también de empresario para migrar a uno que le ha dado al país mayores niveles de desarrollo y crecimiento”.

El modelo económico vigente respeta y apoya la libertad humana y creativa de cada persona y ha generado un andamiaje para que las oportunidades de cada empresario puedan detonarse y materializarse, completó.

[email protected]