Dentro de este clima político enrarecido, esta mañana se desalojaron las instalaciones del edificio estatal del PRI en Sinaloa, luego de una llamada anónima que advertía sobre la supuesta presencia de una bomba en esta sede.

Hasta ese lugar llegaron elementos del Ejército mexicano, quienes revisaron el lugar y comprobaron que se trataba de una llama falsa.

/doch