Valentina Palma, estudiante chilena y una de las 47 mujeres que fueron agredidas sexualmente perpetrada por agentes del Estado mexicano durante el operativo policiaco del 3 y 4 de mayo del 2006 en San Salvador Atenco, recibió este 2 de julio un correo electrónico anónimo en el que se le amenaza si llega a denunciar, informaron organizaciones civiles, denunció Bárbara Italia Méndez, otra de las víctimas.

En conferencia de prensa, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), que acompaña legalmente a las 11 mujeres denunciantes, responsabilizó directamente al Estado mexicano de la integridad de Valentina y de las demás damas que denunciaron ante organismos internacionales, pues si bien la joven chilena fue la única que recibió amenazas, la seguridad e integridad de todas las mujeres que vivieron tortura sexual están en peligro.

Con remitente titulado como El que manda , el correo electrónico dice en uno de sus fragmentos: Tuviste mucha suerte porque ese día pudiste ser violada por todo mi equipo, no nos dio tiempo solo había dos horas y media de camino (sic).

El Centro Prodh considera que a seis años de ocurridas las violaciones a los derechos humanos de estas personas, las mujeres denunciantes no han tenido un acceso pronto, expedito y eficaz a la justicia.

Además, destacamos el incumplimiento de las recomendaciones hechas al Estado mexicano por parte de organismos internacionales como el Comité CEDAW hace seis años, respecto de la identificación y castigo a los culpables de la tortura sexual a las mujeres .

[email protected]