Las plataformas de los partidos políticos y del candidato independiente no presentan una agenda integral de igualdad de género con estándares, programas y políticas para garantizar los derechos de las mujeres y de las niñas mexicanas, expuso el sistema de agencias de las Naciones Unidas presentes en México.

A través de una comunicación oficial, nueve agencias, entre ellas ONU-Mujeres, destacaron que nuestro país ha firmado y ratificado los principales instrumentos internacionales vinculantes en materia de derechos humanos.

También ha asumido responsabilidades para el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de las mujeres. Sin embargo, persisten “enormes” desafíos.

En un video publicado en redes, la representante de ONU Mujeres en México, Belén Sanz Luque, destacó, por ejemplo, que al día de hoy seis de cada 10 mujeres de 15 y más años han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas; en promedio 7.5 mujeres son asesinadas al día en México; nunca ha habido una presidenta de la República; sólo tres mujeres son secretarias de Estado a nivel federal; y únicamente dos de 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación son mujeres.

Además, abundó la funcionaria internacional, la brecha salarial en el país entre mujeres y hombres, en el 2016, fue de 16.5%, y 56.7% de las mujeres que trabajan tienen empleos informales; mientras que de los 2.4 millones de personas que se dedican al trabajo doméstico en el país, 90% son del sexo femenino y 99% de ellas trabaja en la informalidad.

“Ante el proceso electoral más grande de la historia de México, agencias de Naciones Unidas hemos hecho un llamado a los candidatos a la Presidencia de la República para atender estos elementos, para garantizar que sus plataformas electorales y, (...) aquel que resulte electo, su programa de gobierno desarrolle sus estándares internacionales a los que se ha comprometido México”, declaró la funcionaria de ONU-Mujeres.

Con base en lo anterior, abundó Sanz Luque, “hemos hecho un llamado a los candidatos para que pongan en marcha compromisos en una serie de temas”; por un lado invertir en servicios públicos de calidad que sean sensibles a las necesidades específicas que tienen las mexicanas y que permitan que tengan acceso a una educación integral, igualitaria, que incluya educación y derechos sexuales.

Asimismo, destacó la necesidad de políticas públicas que valoren los cuidados y trabajo doméstico no remunerados en el que contemple la protección social. La representante de ONU-Mujeres habló de la necesidad de contar con sistemas agro alimentarios sostenibles que garanticen los derechos de las mujeres a la posesión de la tierra.

El sistema de agencias de la ONU hizo un llamado para que los aspirantes a un cargo de elección popular se comprometan con la promoción y garantía del liderazgo de las mujeres y su participación política y pública en todas las esferas de la vida: en la administración pública y en todos los poderes del Estado.

“Finalmente hacemos un llamado para que se hagan todos los compromisos y acciones para erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres en México —tanto en el ámbito privado como en el público— y para que se combata la impunidad y se dé una plena garantía de acceso a la justicia”, demandó Sanz Luque.

[email protected]