El futuro inmediato de Rosario Robles Berlanga se decidirá dentro de los próximos tres días, luego de que el juez Ricardo Paredes Calderón, titular del Quinto Tribunal Unitario en Materia Penal, fijó para ese plazo su decisión sobre revocar o no la medida cautelar de prisión preventiva.

Durante la audiencia de este martes en el reclusorio de Santa Martha Acatitla, Robles Berlanga insistió en su inocencia y consideró que “el daño que me han hecho es muy grave”.

“Soy inocente. He actuado con respeto y (he) confiado en el Poder Judicial. Sin embargo, he sido sometida a una medida cautelar que debe ser excepcional y en este caso no se justifica. Sólo pido justicia, su señoría”, fue la posición de la exsecretaria de Desarrollo Social.

La medida de prisión preventiva fue impuesta por el juez de control Jesús Delgadillo Padierna el pasado 13 de agosto, con el argumento de que había riesgo de fuga de la exfuncionaria vinculada con la llamada Estafa Maestra durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Los abogados de la también exjefa de Gobierno del Distrito Federal, Julio Hernández Barros y Epigmenio Mendieta Valdés, acusaron a la Fiscalía General de la República (FGR) de ocultar información relacionada con el proceso de Robles, por ejemplo, una supuesta licencia de conducir, cuya dirección no reconoce la exfuncionaria, y que fue utilizada por el juez Delgadillo como prueba para sustentar el riesgo de fuga y decretar la prisión preventiva.

El magistrado Ricardo Paredes Calderón aceptó la petición de la defensa de Robles de revisar la actuación del juez de control, y emitir un fallo el próximo viernes sobre si concede o no a Robles Berlanga continuar en libertad el proceso que le sigue la FGR por el presunto desvío de 5,073 millones de pesos de la Sedatu y la Sedesol, debido a 27 contratos irregulares que funcionarios a su cargo firmaron entre el 2014 y el 2018.

En una entrevista posterior a la audiencia, el abogado Julio Hernández Barros aseveró: “No existe ninguna justificación para la medida de prisión preventiva como el último elemento de la justicia en nuestro país para hacer comparecer a una persona a juicio. No se sustenta en este caso”.

“Ella no necesita de ninguna medida cautelar para poder venir, como ya lo hizo en la primera audiencia, debido a que no existe ningún riesgo de que Rosario Robles se sustraiga de la acción de la justicia”, puntualizó.

[email protected]