Los dos principales liderazgos en elecciones presidenciales del PRD (Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas) se reunieron ayer para ratificar la unidad de las fuerzas progresistas y presentar el proyecto Un México para Todos.

Con esto se disipan dudas y malos entendidos. Se antepone el interés general al compromiso de sumar voluntades , dijo López Obrador en el evento que concentró además al actual jefe de gobierno, Marcelo Ebrard y al precandidato Miguel Ángel Mancera.

En su oportunidad, Cárdenas Solórzano aseguró que la precandidatura de Andrés Manuel va en ascenso y será un elemento de cohesión entre los partidos que integran la izquierda.

El fundador del PRD mencionó que apoyará a las fuerzas progresistas pero, por el momento, no se contempla una participación física, sino con ideas.

Desde que López Obrador se perfiló -una vez conocidos los resultados de las encuestas- como el abanderado del Movimiento Progresista, es la primera ocasión que el fundador del PRD se presenta públicamente con López Obrador, aunque no será el último, según Cárdenas Solórzano: Seguramente en algunos por ahí me van a ver .

Sin embargo, el excandidato presidencial descartó que se enliste para un escaño en el Senado de la República. Nadie me la ha (propuesta) ofrecido y no voy a participar en ninguna contienda electoral .

En la presentación del proyecto, Andrés Manuel López Obrador advirtió que en el actual proceso electoral sólo hay dos opciones más de lo mismo o un cambio verdadero . Dijo que el Movimiento Progresista va más allá de sacar de Los Pinos al PAN o evitar que regrese el PRI .

López Obrador destacó la actitud asumida por el líder moral del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, sobre todo porque en estos momentos difíciles, es fundamental la unidad de las fuerzas progresistas .

Garantizó la inclusión de la propuesta de Cuauhtémoc Cárdenas, Un México para Todos, ya que es similar a la integrada en el proyecto de nación .

FICHA

Desde el 2000, el distanciamiento entre Cuauhtémoc Cárdenas y López Obrador se hizo notorio, pues al llegar éste a la Jefatura de Gobierno dentro del PRD lo acusaron de no integrar a su equipo de trabajo a cardenistas. Entonces Cárdenas mantuvo una distancia constante con Andrés Manuel.

Incluso en el 2006, cuando López Obrador fue candidato a la Presidencia de la República se hizo evidente la confrontación ideológica y de grupos que lo obligaron a guardar distancia.

Más notorio fue cuando Cuauhtémoc Cárdenas estuvo en desacuerdo con el plantón en Paseo de la Reforma, el cual fue avalado por el político tabasqueño, después de perder las elecciones constitucionales.