A partir de hoy, el Senado tiene 15 días para concretar sus últimas reformas. Después del 15 de abril, los legisladores tendrán como prioridad el proselitismo.

Los senadores tienen dos temas de alto impacto para discusión y eventual aprobación: la regulación del fuero militar y la exención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a pensionados y jubilados.

Hasta ahora han concretado las reformas que garantizan el Estado laico, así como la libertad religiosa. También la reforma política y la ley de protección al periodismo, así como reformas para regular las cooperativas, combatir el agio, y para fomentar el empleo a través de las cooperativas. El tema que será votado después del 9 de abril es la liberación del ISR las pensiones de hasta 25 salarios mínimos.

Sin embargo, aún no alcanzan acuerdos para la ley de víctimas de la violencia, que marcaron como prioridad en febrero.

Heredarán reformas

Los senadores dejarán para quienes lleguen en septiembre la iniciativa presidencial de cadenas delictivas; castigo para halcones y entregas vigiladas; el Mando Único Policiaco; reformas laboral, educativa y política del DF; iniciativas para crear gobiernos de coalición; la regulación del arraigo y la solicitud del presidente Calderón para suprimir la declaración interpretativa al párrafo 1 del artículo 4 del Pacto de San José, que considera que no es obligación adoptar o mantener en vigor leyes que protejan la vida desde la concepción.

jmonroy@eleconomista.com.mx