Consejeros electorales salieron a la defensa del Instituto, luego de que en sesión ordinaria el Consejo General recibiera el informe anual de gestión de su Contraloría General en el que se hace referencia, por ejemplo, que la compra de los pisos en condominio de uninmueble de Acoxpa, no se desprenden elementos que evidencien que se trató de una alternativa adecuada para la institución .

Durante la jornada, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, convocó a los presentes a que se arranque el próximo proceso electoral dedicados prioritariamente a su organización.

Con la calidad administrativa que se merece esta institución y el pueblo de México, en la excelencia en la aplicación de la ley, en la vigilancia de la equidad en la competencia política y en el apego irrestricto a la ley , añadió Valdés.

El consejero Marco Baños se dijo convencido de que en el IFE hay un equipo de trabajo profesional, y no es un nido de corruptos, lo quiero decir con toda claridad , apuntó.

Asimismo, Baños consideró que ningún funcionario de la estructura directiva del IFE estaría en desacuerdo que si alguien ha cometido alguna irregularidad se castigue estrictamente , en el marco los procedimientos legales que existan, puntualizó el Consejero.

Por su parte, Alfredo Figueroa acotó: Lamento decir, primero, que estos informes no revelan el estado actual de la administración del instituto Federal Electoral y no contribuyen a honrar el principio de certeza que tiene esta institución y este Consejo General como mandato .

Lo que no quiere decir -agregó el Consejero- es que todas las acciones que allí se precisan o se establecen no tengan un probable fundamento y la probable comisión de responsabilidades, que deberán ser investigadas con toda precisión y toda claridad.

En el informe de la Contraloría, en relación con el inmueble adquirido en Acoxpa, se indica que el Dictamen Final de Procedencia emitido no consideró recursos presupuestales suficientes; estableció la adquisición mediante adjudicación directa; se desechó la modalidad de pago mediante arrendamiento financiero; no se consideró la situación legal y administrativa del inmueble; y no se efectuó un análisis económico del costo exacto de los pisos a adquirir en copropiedad.

"Se estima que la institución que realizó el avalúo no fue la mejor opción; asimismo, el IFE obtuvo el servicio de avalúo por parte del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, obteniendo un costo inferior al pagado.

"El avalúo estableció, en noviembre de 2009, un valor comercial o de mercado de $262,990.0 miles de pesos, por la Unidad Privativa A; aun cuando en la escritura No. 51,617 de diciembre de 2007, las dos Unidades Privativas (A y B) tenían un valor de $45,100.0 miles de pesos; observándose un incremento del 583.12%", se lee en el documento de la Contraloría.

[email protected]