La acción de inconstitucionalidad que presentará el Partido Acción Nacional contra la designación de los coordinadores estatales no es ningún chantaje al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sólo se trata de defender el pacto federal y el equilibrio de poderes, aseveró Marko Cortés.

En entrevista, el presidente nacional del PAN expuso que están muy preocupados por la aprobación de la Ley Orgánica de la Administración Pública porque, en lo que se refiere a la figura de coordinadores estatales de programas de desarrollo, hay una violación al pacto federal, un atentado contra las facultades de los gobernadores e incluso se está vulnerando la Constitución política de México.

Por ello, dijo, recurrirán al Poder Judicial para suspender y dar revés a la figura de coordinadores estatales o los llamados superdelegados.

“Lo primero que estaremos solicitando en la acción de inconstitucionalidad es suspender la aplicación de la ley, de entrada. Con eso que quede sin efecto la aplicación para que después la Suprema Corte de Justicia  de la Nación entre al estudio de fondo. Estaríamos esperando que nos concedieran la suspensión en la aplicación”, expuso.

Enfatizó que si bien en el Congreso de la Unión fue una mayoría la que aprobó la creación de esa figura, las minorías pueden interponer una acción de inconstitucionalidad, para lo cual sólo requieren el apoyo de un tercio de la Cámara de Senadores o de la Cámara de Diputados.

Este tema tendrá que ser definido por el otro poder, el poder judicial. Nuestra confianza estará depositada en el poder Judicial para que resuelva la controversia y le dé a cada autoridad su responsabilidad, explicó.

El dirigente expuso que ya sostienen pláticas con fuerzas como PRI y PRD a fin de que en conjunto se pueda dar trámite a ese recurso.

“Los votos sí alcanzarían porque es una reforma de ley y la acción de inconstitucionalidad alcanza con una tercera parte, es precisamente ese derecho a las minorías que marca nuestra Constitución, esos instrumentos para tener contrapeso y voz de quienes tienen una minoría, pero también tienen que ser tomados en cuenta”, refirió.

El dirigente apuntó que la figura de los superdelegados también tiene un trasfondo político, pues varios de los 32 hombres y mujeres que se perfilan para asumir el cargo fueron candidatos a algún puesto de elección y seguramente buscarán serlo en próximas elecciones.

“Lamentablemente, los nombramientos de los superdelegados son en muchos casos las figuras que compitieron contra los actuales gobernadores o son los proyectos políticos de Morena. Entonces es simple y llano saber que eso va a generar más que entendimiento y coordinación, conflicto y descoordinación”, dijo.

No hay chantaje hacia el presidente

Hace dos semanas, los 12 gobernadores emanados de Acción Nacional pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador no imponer a los supercoordinadores, a lo cual el entonces mandatario electo respondió que no aceptaría chantajes. Al respecto, Marko Cortés puntualizó que de ninguna manera el PAN chantajea al presidente.

“No, no se debe malinterpretar, sólo es defender la legalidad, lo que dice la Constitución, darle a cada quien lo que corresponde”, expresó.

Cortés Mendoza precisó que el PAN tiene claro que, a pesar de ser oposición, están en la mejor disposición de dialogar y construir con el gobierno que recién inicia.

La única forma de tener buenos resultados en una República conformada por 32 estados, en un pacto federal, es trabajando en equipo. Cuando trabajas en equipo es cuando colaboras, pero no con sometimiento, no con subordinación, sino con organización.

[email protected]