Josefa González Blanco, asesora del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en temas de medio ambiente, afirmó que los 10 decretos presidenciales publicados el pasado 6 de junio en materia de reserva del agua, parece un “acuerdo por debajo del agua” para beneficiar a empresas, por lo que serían “violatorios de derechos humanos y anticonstitucionales”, opinó

Entrevista en Huerto Urbano de la colonia Roma de la Ciudad de México, Josefa González Blanco afirmó que en caso de ganar los comicios el 1 de julio, López Obrador revertirá los decretos, y para ello dijo que ya estudian las vías jurídicas para hacerlo.

“Los decretos se dan mal. Primero, porque no hay una consulta a los pueblos originarios, a los pueblos que se afectan. Es la primera violación constitucional. ¿Se van a revertir? Si, definitivamente, porque son inconstitucionales del derecho al acceso al agua de nuestro pueblos originarios, y de los pobladores de la zona.

“Los decretos se dan para suspender la veda, y para eso se tienen que hacer análisis cuantitativos y cualitativos del agua. Algunos de los estudios (base de los decretos) eran del 2011, entonces no reflejan la situación actual, los cambios que se han sufrido por cambio climático, por sobre explotación de acuíferos, no reflejan una realidad.

“Los estudios los hacen en base a la cantidad del agua, pero no de la calidad del agua. Definitivamente van para atrás porque son muy malos decretos, violatorios de derechos humanos y anticonstitucionales. No son sólidos, no tienen sustancia científica.

“Lo que afecta es que no se consulta a la gente, además, no está claro, porque se dice que son para consumo humano, pero no lo aclara. Y hay un porcentaje del agua que no está claro a dónde va; nosotros sí queremos saber a dónde se va el agua, y si se van a suspender vedas, a quién se le va a dar, no hay claridad. Queremos saber para qué es esa agua, cómo, por qué, cuáles son las necesidades de esa agua; no lo sabemos.

“Dice que es para consumo urbano, un porcentaje, pero otro porcentaje no sabemos para qué es. Suponemos, por la tendencia de gobierno, que es para fines comerciales, neoliberales, y para las grandes industrias, que también requieren agua, pero tiene que ser un consenso democrático justo, no por debajo del agua, no en lo obscurito”.

“¿Por qué en este momento se dan esos decretos? ¿Por qué no se informa? ¿Por qué no se involucra a la sociedad civil? Si es tan bueno, si es tan noble ¿por qué no se hace? Me da la impresión de que están encubriendo algo opacamente que es la corrupción”, sentenció.

González Blanco, propuesta por López Obrador para ser Secretaría de Medio Ambiente a nivel federal en caso de ganar los comicios del 1 de julio, consideró que un porcentaje de agua reservada podría ser concesionada a particulares para actividades de fracking (procedimiento para la extracción de gas y petróleo del subsuelo).

“Claro, ese porcentaje de agua que no se sabe para qué es, es para fracking. Entonces, por protección a nuestra gente, a nuestros pueblos aledaños, a los mantos acuiferitos, tenemos que revertir esos decretos. Ya los estamos estudiando, decreto por decreto, zona por zona”, indicó.

La ambientalista comentó que la agenda de López Obrador en materia de protección al medio ambiente asume el compromiso de llevar agua a las comunidades marginadas; mitigación del cambio climático; manejo integrado de las cuencas hidrográficas, así como de las zonas costeras y mares y del territorio insular.

También un manejo integral forestal y de suelo; conservación de la biodiversidad; ciudades sustentables y resilientes; calidad del aire; gobierno basado en evidencia científica y transparencia.

Destacó que no se decretarán al por mayor zonas protegidas como hasta ahora. “A este gobierno le encanta aventar varias, es muy fácil y es muy sexy decretar zonas protegidas, pero no tienen plan de manejo”, comentó.

Añadió que su equipo de trabajo ha hecho un análisis en la materia, y ha encontrado focos rojos de medio ambiente,  como los “pozos de agua clandestinos, miles por todo México. No sabemos cómo se están explotando nuestro mantos freáticos, mantos acuíferos, porque hay muchísimos, eso se tiene que regular”.

Cuestionada sobre cómo regular esos pozos, muchos de los cuales están ubicados en lugares recónditos, González Blanco dijo: “con trabajo en territorio, no desde el escritorio. Esa es otra de las características que vamos a tener. Tenemos que ir, conocer la gente, escucharla, y no al revés. No desde mi escritorio”.

Respecto a cómo llevarían agua a las comunidades que no tienen o carecen de ella, expuso: “hay muchas formas. Hay muchos lugares (montaña) a donde no se puede llegar con entubamiento, pero hay formas de captación de agua pluvial, de extracción de pozos legalmente, y estamos estudiando todas las formas”.  

Prometen “bajar” millones de dólares en fondos verdes de gobiernos

Josefa González Blanco afirmó que el actual gobierno federal y los anteriores, han desaprovechado la oportunidad que ofrecen gobiernos de países como Alemania, Japón o Francia, para apoyar a nuestro país con fondos verdes de hasta 80 millones de dólares de cada uno, para apoyar trabajos de mitigación y adaptación al cambio climático.  

“Hay muchísima ayuda internacional, que ya estamos estudiando que  ha sido subutilizada por México. Hay mucho dinero que quiere venir, y que quieren aportar a México, de muchísimos fondos, y es por simple negligencia que no se haya aprovechado.

“Estamos haciendo un análisis con un grupo internacional, mexicanos, donde estamos viendo qué recursos, dónde están, y aterrizarlos. Estos van a ser ejecutados por la sociedad civil. Es muy emocionante, porque nosotros gestionamos, la sociedad los aplica, y hay una derrama en todos los sectores.

“Por ejemplo, hay unos que son para mitigación, otros para adaptación de cambio climático, otros para protección y cuidado de la biodiversidad, depende de varios rubros. Nosotros tenemos que ver cuáles son las prioridades, y cómo esos fondos se alinean a nuestras prioridades para cubrir necesidades y ser altamente eficientes.

“Es bien interesante, porque ahí está el dinero, es cuestión de bajarlo, de tramitarlo, de traerlo. Año con año se sub ejercen millones de dólares. Ya habría habido un cambio brutal en México en materia ambiental si simplemente los hubiéramos tramitado. Es una gran negligencia”, sentenció.

¿Quién ofrece esos recursos?  -se le preguntó.

“Hay ligereza. ¿De dónde vienen? Hay países que tienen fondos impresionantes. Están Alemania, Francia; Reino Unido; Japón; Finlandia; Australia, de todos lados. Los gobiernos tienen partidas para apoyar a países que requieren, porque el cambio climático nos afecta a todos.

“Son muchísimos, y son millones Podemos hablar de un fondo que tiene 80 millones de dólares, como mínimo. Hay infinidad, hay muchísimo. Ya lo estamos trabajando”, comentó.

[email protected]