La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó hoy que no proceden las controversias constitucionales para impugnar los fallos de órganos de transparencia que ordenen a las autoridades la entrega de información.

Por mayoría de votos, los ministros resolvieron que las autoridades no pueden acudir ante el alto tribunal a promover este recurso, para combatir las decisiones de los órganos de transparencia, bajo el argumento de que existieron vicios de legalidad.

El pleno de la Corte respaldó el proyecto que propuso Sergio Valls, acerca de que la controversia constitucional no es la vía para impugnar resoluciones formal o materialmente jurisdiccionales, salvo cuando exista un problema de invasión de esferas de competencia.

Al analizar un recurso de reclamación dentro de un recurso que promovió el Poder Judicial del Estado de Nayarit contra una resolución dictada por el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de la entidad, la SCJN determinó la manifiesta e indudable improcedencia de la impugnación.

El máximo tribunal del país puntualizó que las decisiones de los organismos creados para garantizar el acceso a la información son inatacables por las autoridades, y que sólo los particulares involucrados las podrán impugnar vía juicio de amparo.

A este respecto, el proyecto aprobado precisó que en caso de que se pudiera impugnar la decisión vía la controversia constitucional, generaría una afectación a los particulares, pues no podrían intervenir en el procedimiento por no estar legitimado para combatir este tipo de juicios.

De esta manera, la Suprema Corte ordenó al Poder Judicial de Nayarit entregar la información que le fue solicitada, de acuerdo a la determinación del Instituto de Transparencia de la entidad.

apr