Ernesto Cordero no tendrá sanción alguna luego de que algunos legisladores del PRI consideraron que el Presidente de la Mesa Directiva del Senado violó el reglamento de la Cámara Alta, afirmó el senador Jorge Luis Preciado, presidente de la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias.

El PRI anunció la semana pasada que pediría a un notario verificar la cinta de la sesión en la que se votaba en lo particular la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, pues Cordero terminó abruptamente la sesión al declarar que no había quórum, pese a que el recinto se encontraba lleno.

Preciado explicó a El Economista que las sanciones a los senadores las autoriza el Presidente de la Mesa Directiva, es decir, Cordero.

No obstante, para cambiar al Presidente de la Mesa Directiva se necesitaría someter el asunto a votación y aprobarse por mayoría calificada (dos terceras partes de los legisladores).

Si algún Senador considera que el Presidente no está acatando el reglamento, entonces tendría que pedir la destitución, pero para ello necesita que se adhieran otros senadores a la solicitud. La solicitud tendría que ser sometida a la decisión del pleno y ya para la votación se necesitaría mayoría calificada, lo cual no tiene un solo grupo parlamentario , declaró.

El legislador es de extracto panista, pero argumentó que como titular de la Comisión de Reglamentos, el procedimiento para destituir al Presidente del Senado es claro.

Dejar sin quórum una sesión es una práctica parlamentaria muy común en México y en el mundo, a la cual han recurrido todos los grupos parlamentarios, incluyendo el PRI , comentó Preciado.

Ejemplificó con un caso del 2006 en la Cámara de Diputados, cuando se le quería hacer un juicio al exgobernador de Puebla, Mario Marín, por abusar de los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho.

El PRI, solidarizándose con su Gobernador, abandonó la sesión , recordó.

Mientras que legisladores del PRI argumentan que de acuerdo con el artículo 10 del reglamento los senadores tienen la obligación de votar si están presentes.

El artículo 10 precisa que es obligación del legislador asistir puntualmente a las sesiones y reuniones del pleno, de los órganos directivos a que se les convoca, de las comisiones o comités de los que forman parte y permanecer en ellas hasta su conclusión, así como participar en las votaciones .

Pero el PAN y el PRD se respaldan en el artículo 59 que declara: Si en el transcurso de la sesión se produce la falta de quórum en alguna votación nominal, el Presidente declara concluida la sesión .

Este martes en la sesión ordinaria se reanudará la votación en lo particular de la Ley de Administración Pública Federal. Los legisladores deberán votar por la inclusión o no en esta ley del punto correspondiente a la ratificación de los mandos que se encargarán de la seguridad pública federal.

[email protected]