El Senado está obligado, por mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a cumplir, antes del próximo 30 de abril, la sentencia que ordena legislar para determinar de manera objetiva las remuneraciones de los servidores públicos.

Además, la agenda senatorial del nuevo periodo de sesiones ordinarias incluye otra decena de temas pendientes. 

La revisión y votación de la minuta que expide la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que ordena que ningún servidor gane más que el presidente de la República, está pendiente en la Cámara Alta desde el pasado 23 de septiembre, fecha en que la Cámara de Diputados la aprobó y remitió.

Aunado a ello, entre el 1 de febrero y el 30 de abril próximo, los senadores prevén concretar la aprobación de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República; actualizar la legislación en subcontratación laboral (outsourcing), y revisar la minuta, que eventualmente devuelva la Cámara Baja, que reforma la Ley del Banco de México en materia de captación de divisas. Otro de los temas pendientes de la Cámara Alta es la expedición de la Ley de Educación Superior.

En nombramientos, el Senado debe ratificar a Esteban Moctezuma como embajador en Estados Unidos; designar a un comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones; así como magistrados agrarios y en materia administrativa.

rolando.ramos@eleconomista.mx