Una vez más las lluvias registradas durante la primera quincena de julio de este año favorecieron, al igual que la quincena anterior, a disminuir áreas en el territorio nacional con sequía, según el último reporte del Monitor de Sequía de México.

A nivel nacional, al 15 de julio del 2021, el porcentaje de áreas catalogadas como anormalmente secas a excepcional (D0 a D4) fue de 42.62%, mientras que el territorio sin afectaciones es de 57.38 por ciento. Para última quincena de junio, la cifras eran: 56.23% para la primera categoría y 43.77% para ésta última. 

Por entidades, Baja California es el estado que más territorio tiene aún bajo los efectos de la sequía, ya que sólo 0.3% no tiene afectaciones, mientras que el resto se encuentra distribuido entre anormalmente seco (16.6%), sequía moderada (60.1%) y severa (23.0%).

Sonora está por debajo, tiene registro de 13.1% de su territorio como sequía excepcional, 25.2% en extrema, 24.7% con el grado de severa, 18.4% moderada y 12.1% como anormalmente seco, es decir sólo 6.5% de todo el estado no tiene afectaciones.

Mientras que Sinaloa tiene 9.5% de su extensión sin afectaciones, sin embargo, 10.4% está catalogado como anormalmente seco, 17.5% bajo sequía moderada, 37.3% con severa y 25.3% considerado como extrema.

El informe elaborado por la Comisión Nacional de Agua (Conagua) determinó que los principales estados que tuvieron un descenso en zonas con sequía son: Sonora, Chihuahua, Durango, Coahuila, Zacatecas, San Luis Potosí, Nuevo León y Tamaulipas.

ivan.rodriguez@eleconomista.mx