Los ocho integrantes de la banda de secuestradores conocida como 'los Gaseros' acumularon una pena de 480 años de cárcel, después de que fueron encontrados culpables del plagio de un empresario cometido en 2008.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que el Juzgado 48 Penal del reclusorio Oriente impuso a cada uno de los involucrados una sentencia de 60 años de cárcel y el pago de 105 mil pesos de multa por el delito de secuestro agravado.

Los sentenciados son Carlos Alberto López Romero, Ulises Fabián Rojas Morales, Fernando Soto Bravo, Salvador Manuel Bravo Enríquez, María del Carmen Noriega Montes y los hermanos Jesús, Raúl y Alfredo Sánchez García.

De acuerdo a lo asentado en el expediente del caso, el 31 de mayo del 2008 la víctima se dirigía a su negocio en calles de la colonia Irrigación, delegación Miguel Hidalgo, cuando sorpresivamente una pipa de gas natural le cerró el paso.

Tres sujetos armados obligaron al empresario a descender del auto y lo obligaron a subir a la cajuela de un vehículo Nissan, en el que lo trasladaron a una casa de seguridad.

Luego de cinco días de negociaciones y cubierto el pago del rescate, la víctima fue liberada.

Los familiares del secuestrado denunciaron los hechos en la Procuraduría General de la República, cuyos elementos detuvieron a Carlos López y Ulises Fabián Rojas Morales.

Tras cumplirse una orden de arraigo los detenidos fueron entregados a la procuraduría capitalina, quien a su vez detuvo a los propietarios de la pipa involucrada los cuales fueron cómplices en el plagio.