El presidente Felipe Calderón Hinojosa aseguró que al término de su administración, el gobierno federal tendrá bajo su custodia al total de los presos federales.

Lo anterior lo dijo al supervisar el Complejo Penitenciario Federal Número 3, ubicado en Papantla, Veracruz, que contará con un módulo de supermáxima seguridad.

Respaldado por el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, Calderón Hinojosa recontó que al inicio de su mandato le entregaron sólo seis penales federales y al final de su gobierno llegará 22 estos centros penitenciarios.

Al inicio de la administración recibimos un sistema penitenciario a todas luces insuficiente. (...) Durante años, los gobiernos de distintos órdenes, de distintos partidos, dejaron de invertir en la construcción y modernización de las cárceles, con lo que comenzaron a crecer los problemas de hacinamiento y sobrepoblación , criticó.

Frente al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, Calderón Hinojosa expuso que las cárceles eran auténticas escuelas del crimen y destacó que ahora es urgente que en los estados y municipios se trabaje en infraestructura penitenciaria.

Asimismo, el Presidente destacó que el Complejo Penitenciario Número 3 costó 2,600 millones de pesos y tendrá un módulo de supermáxima seguridad para albergar a los 500 reos más violentos y peligrosos.

Genaro García Luna declaró en los últimos cinco años la población penitenciaria en los centros federales se quintuplicó al pasar de 3,164 reos en diciembre del 2006 a 18,283 internos en diciembre del 2011.

Mientras que Javier Duarte sentenció que las autoridades no deben permitir la impunidad y precisó que se han reducido los delitos luego de la implementación del operativo Veracruz Seguro.

[email protected]