Ante un posible desarme de los grupos de autodefensa, el padre Gregorio López, de la diócesis de Apatzingán, afirmó que está armando a su gente con piedras y palos para defenderse de los grupos criminales.

Aseguró que es una farsa por parte del gobierno federal el despliegue de más fuerzas de seguridad, ya que ellos no conocen a los verdaderos criminales de la región.

Estamos en una situación difícil, no hay quién vele por nosotros. Tenemos que agarrar palos y defendernos, porque agarrar un rifle es un delito. Yo ya he comprado palos de hacha para armar a la gente y levantarnos a palazos. Vamos a desarmar a la policía si es necesario, porque sus armas no son delito , dijo el religioso a través de un video difundido en las redes sociales.

Además, emplazó al gobierno para que en tres días limpie la ciudad de los lacras , si no lo hace, tenemos que hacerlo nosotros. La estrategia de traer más federales a Apatzingán es una farsa, un teatro de (Fausto) Vallejo, porque ellos no conocen a los verdaderos criminales .

Expuso que en Apatzingán Los Caballero Templarios asesinan, deciden y hacen lo que quieren.

Mencionó que los grupos criminales se hacen pasar por boleros en la plaza principal, con el fin de tener un contacto más cercano con los elementos de la Policía Federal y conocer sus movimientos. Los boleros fueron desplazados por Los Templarios para limpiar los zapatos a los federales y saber sus movimientos .

En noviembre del año pasado, el obispo Miguel Patiño, de Apatzingán, quien había denunciado la poca efectividad de las autoridades para desarticular la organización criminal Los Caballeros Templarios, tuvo que salir resguardo por fuerzas federales debido a un presunto ataque por parte de dicho cártel.

[email protected]