Senadores del PAN, PRI y PRD pidieron a los mexicanos no ser jueces en el caso Florence Cassez, y dejar que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidan si solicitan o no la liberación de la francesa, acusada de cometer secuestro en nuestro país.

Sin embargo, los senadores Pablo Gómez (PRD), Carlos Jiménez y Francisco Labastida (PRI) consideraron que la Secretaría de Seguridad Pública está en falta de una explicación a los mexicanos sobre su actuación en el operativo para detener a Florence Cassez y otros cómplice de la banda conocida como Los zódiacos, pues ello ahora pone en riesgo los elementos jurídicos para impedir que la ciudadana francesa cumpla su sentencia en nuestro país, ya que un ministro encuentra que el proceso de detención estuvo viciado.

Sería justo pedirle cuentas a (Genaro García) Luna. Eso es lo que la sociedad le debería reclamar al Presidente, que por su culpa, por montar un acto holywoodesco, la ley ahora se vea imposibilitada para ejercerse, aún con elementos sólidos que se conocieron de víctimas que identificaron la voz de la señora , dijo Carlos Jiménez Macías.

En opinión de algunos abogados, este caso lo pueden llevar ante una Corte Internacional y fincarle responsabilidades al señor Secretario (de Seguridad Pública, Genaro García Luna) por manipulación de la escena y las faltas que durante el mismo proceso se realizaron , reprobó Labastida.

El coordinador del PRD, Carlos Navarrete, dijo que nadie más que los jueces y los ministros de la Corte deben juzgar la culpabilidad o no de Florence Cassez, así como las circunstancias en las que fue detenida, por lo que también pidió respetar la decisión que tome en los próximos días la Corte.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, expresó en entrevista en Oaxaca que el gobierno mexicano no se pronunciará por ahora en el tema. Vamos a ser respetuosos de las decisiones del Poder Judicial y su máximo órgano .

politica@eleconomista.com.mx