Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara un periodo de redadas masivas después del 4 de julio, el Frente Nacional de Inmigrantes denunció que violaría la política de asilo.

Entrevistado por El Economista, el presidente del Frente, Carlos Arango, explicó que el presidente estadounidense planteó cambios a la política de asilo que espera sean aprobados por el Congreso; entre las modificaciones se plantea que no habrá derecho a fianza para los migrantes que intenten cruzar la frontera de manera ilegal para solicitar refugio y que ahora pueden quedar detenidos indefinidamente.

Asimismo, el presidente del Frente declaró que es una violación a la orden del gobierno estadounidense de que después del 4 de julio, Día de la Independencia, los agentes del Servicio de Inmigración y Aduana (ICE, por su sigla en inglés) deberán detener y deportar a los migrantes.

“Hay una crisis humanitaria y acaban de aprobar el presupuesto para tratar de aliviar esa crisis que está en la frontera, principalmente en los centros de detención, que más bien son centros de concentración, como se han denominado, en los que mantienen a las familias y a los niños como prisioneros básicamente”.

Por otra parte, acusó que México también ha fallado en su política migratoria al aceptar la intromisión estadounidense sin respetar la política de no intervención, lo que permitió la violación de la soberanía nacional.

“La presión de Donald Trump es muy fuerte y descarada contra el gobierno mexicano y contra México por la campaña xenofóbica que utiliza, es una campaña de carácter político para anunciar su reelección para el próximo año y México no responde de una manera más clara”.

En ese sentido, dijo que la respuesta en las mesas de negociación binacionales colocó a México en una situación de desventaja porque “ no subió nada a la mesa para negociar”.

“Cuando Marcelo Ebrard (canciller) compareció en el Senado para dar un informe de qué había sido la negociación, fue cuando se dio a conocer lo que se acordó; pero lo que no se dijo es que si México no ha cumplido con las interposiciones de Estados Unidos, sí se pondrá sobre la mesa el tema del tercer país seguro para presionar más a México”.

Operativos no son para detener a migrantes

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, aseguró que los operativos realizados por la Guardia Nacional en hoteles de Chiapas no son para detener a migrantes, sino para localizar a encargados de traficantes de personas.

“Sí hay supervisión en carreteras y se atienden también denuncias de algunos lugares, edificios y demás donde presumiblemente traficantes de personas tienen detenidos a migrantes, y eso por supuesto que los hemos atendido, y continuaremos atendiéndolos”.