Países integrantes de Naciones Unidas exhortaron a México a mejorar las condiciones de derechos humanos, en especial hacia mujeres, niños, defensores de derechos humanos y periodistas.

En la Tercera Revisión de México ante el Mecanismo de Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, realizado en Ginebra, Suiza, este miércoles, países de al menos tres continentes se pronunciaron por la situación de procuración de derechos fundamentales en México, además de cuestionar a nuestro país por normas como la Ley de Seguridad Interior.

Chipre, por ejemplo, se pronunció por que México garantice los derechos humanos de los niños “fortaleciendo, entre otras cosas, el pertinente plan de acción a través de la creación de estrategias y acciones que aborden las causas estructurales de la violencia”.

Esta misma postura fue presentada por China y Canadá, este último, socio comercial en el T-MEC, que pidió a México, además, realizar investigaciones a profundidad sobre los feminicidios que se registran en el país.

Costa Rica expuso la apremiante situación de la violencia contra los periodistas y defensores de derechos humanos “y la impunidad persistente frente a las agresiones de las que son objeto”.

Ante este panorama, la representante de Costa Rica llamó a México a que garantice los recursos humanos y económicos para el mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, además de que genere las reformas necesarias para crear una fiscalía independiente del Poder Ejecutivo.

Asimismo, Chile indicó que es preocupante la situación de las desapariciones forzadas, por lo que recomendó al país implementar esfuerzos para la impulsar el sistema de búsqueda de personas.

En el discurso inaugural en la comparecencia ante las naciones, Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para asuntos multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quien encabezó la delegación mexicana, reconoció que México enfrenta grandes retos en la procuración de derechos.

“No venimos aquí a minimizar (las violaciones a Derechos Humanos), ni a negarlas. La tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; desaparición de personas y desaparición cometida por particulares, amenazas contra personas defensoras y periodistas, violencia contra las mujeres y una tasa de impunidad lastimosamente alta, nos exige a todos los servidores públicos, de los tres niveles y tres poderes de gobierno, fortalecer nuestros esfuerzos”, dijo.

Defienden legislación

Ante los cuestionamientos hechos por países como Suiza sobre la Ley de Seguridad Interior, el subsecretario para Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Rafael Adrián Avante Juárez, defendió que la utilización de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad es una situación lícita de acuerdo con diversos tratados internacionales.

El comisionado nacional de víctimas, Jaime Rochín, vituperó que en el trato a víctimas son los estados quienes deben homologar sus sistemas para dar mejor atención.