Un actor principal de este proceso presidencial será el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que atenderá las quejas de los partidos políticos que consideren que hubo irregularidades. También deberá declarar la validez de la elección.

Hoy, los consejos de los 300 distritos del país sesionarán desde las 8 de la mañana para hacer el cómputo distrital de la elección para Presidente de la República, que es la suma de los resultados en las actas de escrutinio y cómputo de cada casilla.

Cada cómputo se realizará de manera sucesiva e ininterrumpida hasta su conclusión, por lo que no podrá decretarse o acordarse ningún receso. Los consejos tienen un plazo máximo de 24 horas para hacer la suma de cada elección, con el fin de que en 72 horas se termine el conteo de las tres elecciones (presidencial, diputados federales y senadores). El proceso terminaría entre el 6 y el 8 de julio.

Una vez concluidos los cómputos distritales -en este caso de la presidencial-, los inconformes tendrán cuatro días para presentar su impugnación en el Tribunal.

SE PUEDE SOLICITAR LA ANULACIÓN

Las acciones que se pueden impugnar ante el Tribunal, en la elección de Presidente, son por los resultados consignados en las actas; por nulidad de la votación recibida en una o varias casillas; por error aritmético, y para solicitar la nulidad de la elección presidencial.

Cuando se solicita la nulidad de la elección presidencial, el recurso deberá promoverse a más tardar dentro de los cuatro días posteriores a la presentación del informe que hará público el domingo siguiente al de la jornada electoral (el 8 de julio) el Secretario Ejecutivo del Instituto Federal Electoral (IFE) con base en la copia certificada de las actas de cómputo distrital; ese domingo se informará al Consejo General del Instituto el resultado de la sumatoria de las cifras consignadas por los funcionarios de casilla en las actas.

Son causales de nulidad de toda la elección de Presidente cuando alguna de las circunstancias previstas en el párrafo 1 del artículo 75 de la ley de impugnaciones se acrediten en al menos 25% de las casillas instaladas en el territorio nacional y no se hayan corregido durante el recuento de votos.

Asimismo, los institutos políticos podrán impugnar determinaciones del IFE que consideren que son violatorias de las normas constitucionales o legales relativas a la elección de Presidente de la República.

Por ejemplo, un partido podría impugnar una resolución del IFE mediante la cual se absuelva a un contrincante político, aun cuando desde su punto de vista se registró una violación electoral que influyó de manera determinante en el proceso electoral para Presidente, como pudiera ser un rebase de tope de gastos de campaña.

Todos los juicios de inconformidad de la elección de Presidente deberán quedar resueltos a más tardar el 31 de agosto del 2012, de acuerdo con la ley electoral.

DECLARACIÓN DE VALIDEZ

Finalmente, la etapa de dictamen y declaración de validez de la elección y de Presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos inicia al resolverse el último de los medios de impugnación y concluye cuando la Sala Superior del Tribunal aprueba el dictamen que contenga el cómputo final y las declaraciones de validez de la elección y de Presidente.

El próximo Mandatario del país tomará posesión el 1 de diciembre y sólo entonces será llamado Presidente Constitucional.

El tribunal

LA DECISIÓN DE LOS SIETE MAGISTRADOS

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación está integrada por siete magistrados electorales y tiene su sede en el Distrito Federal.

Basta la presencia de cuatro de los magistrados para que pueda sesionar.

El único Magistrado que estuvo en la calificación de la elección presidencial del 2006 fue José Alejandro Luna Ramos, actual presidente del Tribunal. En tanto, Flavio Galván Rivera se desempeñaba como Secretario General de Acuerdos del mismo Tribunal en esa época.

mauricio.rubi@eleconomista.mx