Los asesinatos, la expresión más alta de violencia, no sólo atacan a los ciudadanos, sino también a las mismas autoridades, como los policías, cuyas muertes se han incrementado en el primer bimestre del año en comparación con el mismo periodo del 2018, año considerado como el más violento desde que se llevan registros en el país.

De acuerdo con el recuento hemerográfico de muertes de policías que realiza la organización civil Causa en Común, entre enero y febrero de este año se han generado 64 muertes de policías, la mayoría pertenecientes a corporaciones municipales, un aumento de 36.1% en comparación con las 47 muertes que se generaron en el mismo periodo del 2018.

De acuerdo con los reportes, las condiciones de los asesinatos de los policías mantienen el factor, en la mayoría de los casos, de ser comandos armados quienes balean y matan a los uniformados.

Guanajuato es la entidad con mayor número de muertes de policías en el primer bimestre del 2019.

En la entidad hubo casos como el de San Francisco del Rincón, en donde el pasado 11 de febrero tres policías salían de su turno cuando fueron atacados y baleados por sujetos desconocidos. Como resultado, uno de los policías murió en el lugar de los hechos.

Michoacán se posiciona como el segundo estado con mayor número de muertes de policías, con un total de ocho.

El pasado 11 de febrero, la Procuraduría General de Justicia del estado confirmó la aparición de los cuerpos de cinco policías del municipio de Tuzantla, que habían desaparecido unos días antes.

Guerrero y el Estado de México ocupan en el tercer lugar como las entidades más mortales para policías en los primeros dos meses del 2019, con seis asesinatos de elementos de seguridad pública cada uno.

En Edomex, los asesinatos se han concentrado en municipios de la zona conurbada de Ciudad de México, como Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Naucalpan y Tecámac.

Mientras tanto, en Guerrero el municipio de Acapulco concentra las muertes de policías. Un caso es el suscitado el pasado 20 de febrero, en donde un elemento de la policía del municipio fue baleado en la avenida Constituyentes, una arteria principal del municipio.

Falta de capacitación

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, indicó en entrevista que son diferentes factores por los que los policías son asesinados en México.

“Una importante es que las policías, sobre todo las municipales, están muy mal preparadas y es fácil que sean el blanco de ataque para los grupos criminales.

“Yo todavía no veo ninguna investigación fuerte sobre algún crimen contra policías que haya resultado en la detención de los criminales y puestos éstos a disposición, y una investigación fuerte que los mantenga en la cárcel. Entonces es una situación muy grave, porque estamos viendo que los asesinatos en contra de policías van al alza”, dijo Morera, quien alertó del factor impunidad.

Precisó la activista que otro factor es que ni los presidentes municipales ni los gobernadores hacen eco sobre la violencia que padecen los elementos de las policías locales.

“Todavía no veo en este año, más de dos meses que venimos midiendo las muertes de los policías, un gobernador que salga a hablar a favor de sus policías o un presidente municipal que salga a hablar por sus policías”, mencionó.

Por su parte, el especialista por la UNAM en seguridad pública, Javier Oliva, sostuvo que el plan de acción para regresar la seguridad en México, si bien contempla como una buena propuesta la creación de la Guardia Nacional, no incluye de manera central a las policías locales.

El especialista opinó que en México es posible ver una “crisis estructural del federalismo, es decir, la inviabilidad del municipio” y sus policías municipales.

Oliva explicó que hoy en día los municipios dependen casi en su totalidad del presupuesto que proviene de la Federación, lo que les deja poco margen de maniobra para que ellos mismos inviertan en sus corporaciones y policiales locales.