El presidente Felipe Calderón advirtió que ante la amenaza del crimen organizado, el reto de su gobierno es fortalecer las instituciones para preservar en su integridad la seguridad pública de los ciudadanos.

En la ceremonia conmemorativa del CXLVIII Aniversario de la Batalla del 5 de Mayo de 1862 y la toma de protesta de bandera a los soldados del Servicio Militar, el primer mandatario hizo, de nueva cuenta, un reconocimiento a la labor de las Fuerzas armadas sobre todo en la cruenta lucha contra el crimen organizado que ha pretendido, mediante amenazas y el pánico imponer su fuerza sobre la del Estado.

Uno de los mayores problemas que enfrentamos es el crimen organizado trasnacional que busca, a través de la violencia, la amenaza y el terror imponer sus condiciones, su fuerza, su autoridad y reprimir social y económicamente a las comunidades en México, grandes o pequeñas, pretende coartar las libertades de los ciudadanos, cerrar las oportunidades de progreso, socavar a quienes de manera legal tratan de impulsar el progreso de las comunidades , dijo.

Y en ese sentido advirtió que el Estado mexicano sigue siendo el baluarte de la legalidad y por mandato constitucional tiene la obligación indeclinable de preservar orden de la ley y la seguridad .

/doch