Esta mañana la Secretaría de Gobernación y los gobiernos del Distrito Federal y del Estado de México instalaron en un lugar secreto el Centro de Atención y Reacción Inmediata para detectar y atender cualquier acto de sabotaje a instalaciones eléctricas en el Valle de México.

Desde las seis de la mañana quedó instalado el Cari con la presencia permanente de un agente del ministerio público federal, así como personal de Gobernación, la Comisión Federal de Electricidad, Procuraduría General de la República y Policía Federal.

Roberto Gil Zuarth, subsecretario de Gobierno de la Segob, afirmó que el gobierno aplicará todo el rigor de la ley y sin miramientos contra los responsables de los sabotajes, y anticipó que tampoco estará sujeto a ninguna negociación, porque se trata de delitos que afectan a toda la población.

En los últimos dos años se han registrado 392 denuncias de actos contra instalaciones eléctricas en el Valle de México, presuntamente intencionales, pero en las últimas semanas aumentó el número de casos, explicó el subsecretario de Gobernación.

/doch