El PRD en el Senado formó dos comisiones, una de Vinculación Social y otra de Vinculación Política, para unir a las fuerzas de izquierda en contra de la reforma energética.

Los siete legisladores que integran la Comisión de Vinculación social deben hacer lo posible para que a la causa se unan organizaciones sociales, ciudadanos y otros partidos políticos o movimientos políticos que están en contra de la reforma y de las imposiciones que buscarán el PRI y el PAN este año en varios rubros .

Esta labor está a cargo de Alejandro Encinas, Manuel Camacho Solís, Armando Ríos Piter, Mario Delgado, Benjamín Robles, Fidel Demédicis e Isidro Pedraza.

Por otra parte, la Comisión de Vinculación Política está obligada a unir fuerzas con diputados perredistas e integrantes del partido político, encabezado por Jesús Zambrano, luego de que las corrientes al interior del partido han provocado que en el Congreso se dividan los votos.

Esta labor está a cargo de Dolores Padierna, Luis Sánchez, Fernando Mayans, Rabindranath Salazar, Lorena Cuéllar e Iris Vianey Mendoza.

Además de estas dos comisiones, los senadores perredistas trabajan en otros tres grupos especiales: de análisis de la reforma de telecomunicaciones, de la reforma política y de la reforma energética.

El senador Luis Sánchez afirmó que las comisiones serán permanentes y se busca optimizar la fuerza legislativa, homogeneizar criterios e impedir que haya divergencias entre fracciones y el partido mismo.

La prioridad, dijo, será contrarrestar la reforma energética, aunque las comisiones buscarán el dialogo permanente entre izquierdas en varias materias.

Queremos corregir algunos de los problemas que tuvimos en el pasado. Estamos conscientes que la división en el PRD o bien, entre las izquierdas, si hablamos de las diferentes fracciones parlamentarias, le ha facilitado al PAN y al PRI lograr sus reformas , dijo en entrevista.

La Comisión de Vinculación Política tiene como tarea primordial establecer una agenda legislativa conjunta y defendida por todos, sin votos dispersos, lo que hasta el momento no se ha tenido, añadió.

Mientras, la Comisión de Vinculación Social se responsabiliza de hacer contacto con las organizaciones, partidos y ciudadanos en general, y proponer reformas derivadas del acercamiento con la sociedad.

Sánchez Jiménez criticó que el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, haya rechazado esta alianza.

López Obrador, me parece, tiene en este caso un cálculo político y no un cálculo de tratar de influir realmente en echar atrás la reforma energética. Es un cálculo político, él está pensando en ser el referente único de una lucha verdadera para echar atrás eso y en el PRD muchos hemos dado esta misma batalla , consideró.

tania.rosas@eleconomista.mx