Funcionarios del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) pidieron al magistrado presidente Alejandro Luna Ramos y a los consejeros César Esquinca Muñoa y Jorge Moreno Collado que analicen cabalmente la propuesta de nombramiento de Fabiola Acenet Rojas Rodríguez al frente de la Contraloría Interna del Tribunal.

Los inconformes detallan, a través de folletos y correos electrónicos enviados a medios de comunicación, los puntos por los que consideran Rojas Rodríguez no puede ser contralora del Tribunal Electoral.

Aseguran que se encuentra suspendida temporalmente, sometida a un proceso administrativo y no aprobó la prueba de confianza.

Según los mensajes y detalles en volantes que distribuye personal del mismo Tribunal Electoral Federal, el motivo por el que Rojas Rodríguez se encuentra actualmente sometida a un proceso administrativo es que le acusan de haber omitido dolosamente información al Instituto Federal de Acceso a la Información y protección de Datos (IFAI).

Otro aspecto negativo denunciado es que quien pretende ocupar el cargo de la Contraloría Interna fue separada de la Secretaria de Seguridad Pública federal por haber reprobado los exámenes de confianza, concretamente la prueba del polígrafo y el examen toxicológico, y haber omitido su paso en la Procuraduría General de Justicia del Estado de México.

Pese a estas circunstancias, que podrían evitar que se postulara al cargo, el magistrado presidente del TEPJF, Alejandro Luna Ramos, y los consejeros Esquinca Muñoa y Moreno Collado han dado su visto bueno a Rojas Rodríguez, a instancias de las recomendaciones hechas por Ruperto Patiño Manfer, exdirector de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

[email protected]