La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, consideró que la pandemia de Covid-19 “le vino como anillo al dedo” al gobierno federal a fin de combatir los actos de corrupción en el sector salud.

“La crisis por el Covid-19 vino como anillo al dedo a la Cuarta Transformación, ya que, por décadas, durante el periodo neoliberal, las emergencias se convirtieron en terreno fértil para esa corrupción estructural, en terreno fértil para que las grandes corporaciones, los grandes intereses económicos y privados se apropiaran cada vez más de lo público”, dijo Sandoval al participar en la inauguración de la Semana Nacional de Transparencia 2020, organizada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Asimismo, señaló que a lo largo de la pandemia se han acompañado más de 3,300 procesos de contratación en el sector Salud por más de 9,500 millones de pesos, ya que se hace una revisión escrupulosa de todas estas contrataciones, “para asegurar que la emergencia no sea pretexto para encubrir desfalcos al pueblo de México”, señaló.

La funcionaria federal también consideró que el gobierno federal avanza para construir un sistema de salud más honesto y “donde el Estado no tenga que estar de rodillas ante los intereses privados”, así como la consolidación de la soberanía, a través de centrales de mezclas en el sector salud.

Aunque reconoció que se ha identificado prácticas ajenas a “la nueva ética pública, sobre todo por parte de algunos proveedores mal acostumbrados, que no han entendido que el viejo régimen ya acabó”.

Por su parte, el presidente del Inai, Javier Acuña, insistió en que el gobierno debe decir la verdad sobre la pandemia de coronavirus, aunque la información sea cruel.

“Para la gente en una democracia el único "anillo al dedo" debe ser la verdad pública; que se diga la verdad tan cruel o tan cruenta o tan grave que esta sea”, recalcó el comisionado. 

Además, dijo, se debe conocer “las cifras desde el principio, si ha habido, como es entendible que ha habido, titubeos, diferencias o confusiones en la marcha de ocho meses. Suecia misma se equivocó con el modelo que emprendió y lo reconoció, eso es lo que importa”, señaló.

Acuña también aseveró que si se quiere impulsar la democracia el factor de la verdad es clave para lograrlo, por lo que urgió al Gobierno Federal a que se diga la verdad sobre la pandemia y aclarar las discrepancias por la crisis sanitaria.