Al conmemorar el 103 aniversario de la Constitución, representantes de los poderes Judicial y Legislativo admitieron cuentas pendientes del Estado para terminar con la corrupción, así como para garantizar la justicia, la seguridad y la prosperidad de los mexicanos. También destacaron que es momento de defender las instituciones democráticas, la separación de poderes, los contrapesos y los límites al poder.

En el Teatro de la República de Querétaro, en una ceremonia encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, admitió que el constitucionalismo tiene cuentas pendientes, porque no se ha consolidado el Estado de derecho y la promesa de una justicia a la que puedan acceder todas las personas, sin distinciones.

“Es claro que este modelo constitucional de justicia aún está lejos de ser una realidad para la gran mayoría de los mexicanos. La prevalencia de clientelismos, redes de tráfico de influencias, nepotismo, conflictos de interés y corrupción siguen siendo el principal obstáculo para que toda persona tenga a su alcance la posibilidad de defender y hacer valer los derechos que le asisten.

“La corrupción judicial no sólo constituye una amenaza al Estado democrático de derecho y pone en tela de juicio la legitimidad misma del sistema, sino que hace de la justicia un privilegio para unos pocos, un lujo al que sólo pueden acceder quienes más recursos tienen”, dijo el ministro.

En el marco del diferendo entre el gobierno federal y los gobernadores de oposición por la desaparición del Seguro Popular y la creación del Insabi, el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Francisco Domínguez (gobernador de Querétaro), planteó que la Constitución garantiza la división de poderes y la autonomía de los estados y municipios.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas (PAN), se pronunció por defender la democracia establecida en el artículo 40 constitucional.

“No podemos dar un solo paso atrás; al contrario, hay que avanzar fortaleciendo las instituciones democráticas, la separación de poderes, los contrapesos y los límites al poder en todos los niveles”, sostuvo.

La presidenta del Senado, Mónica Fernández (Morena), admitió que, “hoy, como hace 103 años, México enfrenta numerosos desafíos y nuestra Carta Magna seguirá siendo esa brújula que nos orienta en las adversidades”.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, dijo que la Constitución tiene “los principios rectores a que los servidores públicos tenemos que ceñirnos”.

[email protected]