Una de las condiciones para reanudar actividades con confianza no solamente es que las autoridades nos den cifras bajas y creíbles sobre la pandemia de Covid-19, sino que los ciudadanos vayan perdiendo el temor a contagiarse o a morirse; y al menos en la entrega semanal número 22 de Mitofsky eso no está pasando en México donde prácticamente en las últimas siete semanas en forma consistente registra que ocho de cada 10 ciudadanos temen contagiarse y dos de cada tres tienen miedo de morirse.

Estos son otros resultados interesantes de la Vigésima segunda Encuesta Nacional de Consulta Mitofsky sobre el coronavirus en México.

Por primera vez son mayoría (51%) los mexicanos que dicen conocer a alguna persona que haya muerto por coronavirus, esta cifra ha venido creciendo semana a semana desde un 8% el 19 de abril, hasta ser una mayoría hoy 11 semanas después. 

En lo que respecta a conocer a alguien infectado, se mantiene en su máximo de 71%, lo que genera que un similar 68% considere que cerca de donde se mueve puede haber alguna persona con la infección.

El 45% de los encuestados no cree en las cifras diarias que nos da la autoridad sobre contagios y muertes.

Lo anterior hace normal el resultado de que para cuatro de cada 10, la cantidad de muertos son muchos para un país del tamaño de México y solo 24% diga que es normal ese número.

El persistente miedo y la idea de que alguien cerca nos pueda infectar, hace que se mantenga también en siete de cada 10 los que desean hacerse una prueba, a pesar de que las autoridades nos digan que no son tan necesarias.

La imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador y la del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell están ya muy ligadas a diferencia de las semanas anteriores. Hace tres meses por ejemplo, el 58% tenía una buena opinión del subsecretario y sólo 13% una opinión mala, cifras muy buenas y muy alejadas de la aprobación del Presidente. 

Hoy 46% aprueba la gestión del mandatario federal para manejar la pandemia de Covid-19 y un similar 47% tiene buena opinión de López-Gatell, una gran coincidencia.

Hay actividades que los mexicanos podrían hacer y aprobar que todos las hagamos, por ejemplo la de compras de alimentos en mercados, la reanudación de actividades productivas en las fábricas y la de abrir parques y jardines para pasear o hacer ejercicio; otras, aunque en forma moderada son la apertura de retaurantes y centros comerciales. 

Por el contrario, hay rechazo fuerte a que abran bares y estadios. En general, uno de cada tres mexicanos dice que ya es “hora de abrir actividades”, la mayoría está en contra de la apertura.

Con el saldo que hasta el momento llevamos, sabiendo que falta mucho para superar esta crisis “larga, larga y lenta, lenta”, como nos dice desde hace semanas el subsecretario López-Gatell Ramírez, la mitad de los mexicanos dice que nos han informado mal; 55%, que los pronósticos fallaron y 72% que los ciudadanos no han actuado bien en la pandemia y ante tanta advertencia. 

En contraparte a todos los datos anteriores, con un gran aplauso 84% considera que el personal médico ha sido el sector que ha actuado mejor, estoy de acuerdo. Cuídese, la pandemia aquí sigue.