La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propuso que se nombre un fiscal general de la República que sea de transición y que esté en funciones desde diciembre próximo y hasta septiembre del 2021.

En un evento por la mañana de este miércoles con motivo de recolectar firmas para impulsar la participación de la sociedad civil en la elección del fiscal general, en el Hemiciclo a Juárez en el centro de la Ciudad, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos afirmó que el fiscal de transición como él lo llamó debe ser nombrado mediante los métodos tradicionales.

“Para agilizar su nombramiento el fiscal de transición debería de ser electo por el método tradicional, es decir, a partir de una terna que envíe el presidente de la República y que sea votada por mayoría calificada en el Senado”, dijo.

En tanto, el directivo del organismo empresarial indicó que a partir de este 1 de agosto se iniciará en todo el país la recolección de firmas con las que se sustentará la presentación de una reforma constitucional al artículo 102 a través de los centros empresariales de la Confederación.

Desde el 2017, organizaciones civiles agrupadas en los colectivos Fiscalía que Sirva al que pertenece la Coparmex y que incluye a más de 300 ONG del país han exigido que se reforme el artículo 102 de la Constitución con el objetivo de que se cree una Fiscalía General de la República que sea autónoma a cualquier poder político, así como se dote a titular de la misma autonomía y fortaleza.

Recientemente se aprobó en el Congreso de la Unión el que se retire el pase automático del procurador de la República que se llegase a nombrar al próximo fiscal general, como anteriormente se estipulaba en el artículo referido, no obstante, al ser una reforma constitucional debe ser aprobada por al menos 17 Congresos estatales, algo que hasta el momento no ha sucedido.

Y es que de acuerdo como están estipuladas las normas actualmente el fiscal que se llegase a nombrar estará en funciones durante los próximos nueve años. 

De Hoyos concluyó en el evento que serán 117,000 firmas las que se busquen recolectar para reformar la Constitución.

“Esta será la primera iniciativa ciudadana exitosa que reforme, que modifique la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y también la primera iniciativa ciudadana en utilizar un mecanismo digital; la aplicación que desarrolló el INE (Instituto Nacional Electoral) para recabar el apoyo ciudadano, de tal manera que estamos cambiando una de las instituciones más importantes del Estado mexicano como lo es la transformación de la actual PGR a la futura Fiscalía General”, dijo.   

Cabe señalar que el número de firmas que buscan recolectar es equivalente al 0.13 % de la Lista Nominal del electorado en México, cifra estipulada para que la propuesta se convierta formalmente en una iniciativa ciudadana que pueda ser discutida en el Congreso de la Unión.

erp