La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), criticó las modificaciones propuesta por el Instituto Federal Electoral (IFE) al reglamento de Quejas y Denuncias al pretender iniciar un procedimiento especial contra medios de comunicación que se nieguen a conceder el derecho de réplica.

"Los mexicanos no queremos medios de comunicación saturados de réplicas y limitaciones que hagan imposible el debate público; tampoco un instituto capturado por los partidos, que descuide la función vital que debe cumplir", aseveró.

"Con estas medidas y lineamientos, el IFE usurpa facultades que sólo le corresponden al Poder Legislativo. Lo más grave es que de aplicarse lo dispuesto, significaría un gran retroceso para nuestra democracia y la libertad de expresión en televisión, radio y medios impresos", indicó el presidente del organismo empresarial, Gerardo Gutiérrez.

En su mensaje semanal, rechazó los lineamientos ya que son 'inaceptables en una democracia, emitidos de manera unilateral y sin consultar ni a los involucrados ni a la sociedad'.

La Coparmex consideró que el IFE no tiene facultades para dictar disposiciones en la materia, y menos para limitar los derechos consagrados en el artículo sexto de la Constitución, que garantiza la absoluta libertad de expresión.

"Este proceder va en contra del carácter ciudadano del IFE, que nuevamente da muestras de privilegiar a los intereses partidistas y alejarse de su mandato constitucional", señaló.

APR