Para reducir la duración de la crisis que ha provocado la pandemia del Covid-19, el Banco de México sugiere la intervención oportuna, decidida y coordinada de las autoridades de los distintos niveles de gobierno, así como de los actores sociales y privados de todas las regiones.

En un análisis para medir la heterogeneidad regional en las medidas de contención de la pandemia adoptadas por las autoridades locales, estrategas del banco central destacaron que “nuevas oleadas de contagios pondrán en riesgo la salud de los mexicanos y de la actividad económica en el corto plazo”.

A partir de tomar información oficial y reportes de prensa, los estrategas del Banco de México advirtieron que “los grandes centros urbanos que generan una parte importante de la producción nacional, han sido los más afectados por la pandemia”.

Por eso resaltan la importancia de "seguir de manera estricta las medidas de prevención de contagios y evitar nuevas olas de propagación”.

En el análisis titulado la Propagación del Covid-19 en las Regiones de México, expertos del Banco de México resaltaron que “la coordinación entre las autoridades de los diferentes niveles de gobierno con los actores privados y sociales resulta fundamental para mitigar la pandemia y aumentar así las probabilidad de una reactivación más expedita de las economías regionales sin poner en riesgo la salud de la población”.

Refirieron que al iniciar las estrategias de mitigación comunitaria, a mediados de marzo, el gobierno federal no consideró necesario implementar estrategias de mitigación comunitaria basadas en distanciamiento social, y “algunas entidades federativas anunciaron suspensiones de clases, eventos masivos y de algunas actividades económicas a partir de la primera quincena de marzo”.

Esta descoordinación generó cierta heterogeneidad regional en las medidas de contención de la pandemia adoptadas por las autoridades locales y en su impacto económico.

Sin límites en la pandemia

Pero la propagación de la pandemia evidenció que “no hay límites político administrativos de estados y municipios como se ha observado en el caso de las zonas metropolitanas”. De ahí la necesidad de aplicar un esfuerzo coordinado federal.

De acuerdo con el análisis, desarrollado a partir de datos oficiales y piezas periodísticas, “la propagación de la pandemia de Covid-19 en México ha sido un fenómeno fundamentalmente urbano que se ha localizado en mayor medida en las áreas más densamente pobladas”.

Específicamente en el centro del país, “varias de las cuales como en el caso del Valle de México, trascienden el espacio político-administrativo de una entidad federativa”.

“En esas zonas metropolitanas también se genera una proporción importante del valor agregado de la economía. Casi la mitad de la actividad económica en el país, medida a partir de la luminosidad captada por los satélites artificiales en el espacio se genera en 14 zonas metropolitanas que concentran más del 60% de los casos confirmados de Covid-19 en México”.

Por tanto, los problemas derivados de la pandemia así como las medidas para contenerla es más probable que ejerzan un efecto negativo sobre la economía en su conjunto.

Critican que se haya traído a doctores de Cuba

La contratación por parte del gobierno federal de 585 médicos y enfermeras procedentes de Cuba para apoyar en la atención de la pandemia de Covid-19 es un agravio para el gremio médico en el país, reclamaron representantes de una decena de colegios, asociaciones y federaciones de médicos especialistas en México.

Su intervención no ha representado ningún beneficio para la atención de nuestra población y sí es una grave falta de equidad para los médicos de nuestro país”, expusieron en una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los representantes de diversas organizaciones advirtieron que el personal médico que llegó de Cuba el pasado 27 de abril no reúne las competencias requeridas para hacer frente a la pandemia, ni cuenta con los requisitos establecidos por las leyes vigentes.

“El grupo de médicos extranjeros está compuesto en su mayoría por médicos generales sin especialidad, ubicándoles en las diferentes áreas hospitalarias, o sólo de apoyo en consulta, transgrediendo la funcionalidad en los hospitales asignados”, argumentaron en la misiva enviada el pasado sábado 13 de junio.

Los firmantes consideraron que la medida adoptada por la actual administración, a la que destinaron 6.2 millones de dólares, privilegió a médicos extranjeros que ahora operan en algunos hospitales de la Ciudad de México y relegó la capacidad de las universidades en el país.

“Es una injusticia privilegiar a los extranjeros sobre los médicos mexicanos, que cumplimos con todos los requisitos establecidos por la Ley de Profesionales y la Ley General de Salud”. (Con información de Redacción)

[email protected]

kg