Puebla, Pue. A pesar del abstencionismo, que fue del 67% en esta elección extraordinaria por la gubernatura de Puebla, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, lleva la ventaja, de acuerdo a lo que arroja la muestra rápida tras obtener en votos entre el 42.6 y 45.4% este domingo.

Joaquín Rubio Sánchez, vocal ejecutivo de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), explicó que este resultado es con base en las 429 casillas computadas, de las 522 que se tomaron como muestra para un conteo rápido.

Reiteró que este 82.2% representa cómo estará el resultado definitivo de la votación, el cual se dará a conocer  el próximo miércoles 5 de junio.

Asimismo, indicó que se registró una baja participación de los ciudadanos, que se estimó entre el 31.4 y 33.4% , lo cual muestra un claro abstencionismo por este proceso electoral extraordinario para elegir gobernador.

Previamente a este anuncio, comentó que entre los factores que pudieron influir fue el antecedente de los hechos de violencia que hubo en la elección en julio del año pasado, cuando ganó la panista Martha Erika Alonso Hidalgo, quien falleció tras estar 10 días en el cargo, ademas que de nueva cuenta hubieran campañas para este proceso extraordinario.

Respecto al muestreo de casillas para dar un panorama más claro sobre las votaciones, abundó que el candidato común del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Enrique Cárdenas Sánchez, obtuvo entre el 33.3 y 36%, mientras que en un último lugar quedó el priista Alberto Jiménez Merino, quien se ubicó entre el 16.7 y 19 por ciento.

Puntualizó que hay una diferencia de cinco puntos porcentuales, entre el primero y segundo lugar, por lo que ve complicado que los resultados cambien conforme avance el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Indicó que este conteo rápido podría cerrarse antes de las 24 horas que estimaban, al hacerlo en nueve horas si llegaban los últimos paquetes del interior del estado durante la madrugada del lunes.

Rubio Sánchez dijo que los candidatos que no se sientan favorecidos, podrán llevar esto al tribunal electoral, siempre y cuando tengan las pruebas suficientes. 

Rubio Sánchez dijo que hubo 101 incidencias, de las cuales 63 se resolvieron al momento y las otras quedaron pendientes; sin embargo son menores y eso no afectó el desarrollo de la jornada electoral.