Los senadores comienzan el año con una prioridad: concretar las leyes secundarias en materia energética. Para ello analizan las reglas de los contratos con la Iniciativa Privada y la posibilidad de establecer contratos mixtos con cláusulas de transparencia.

Los legisladores que integran las comisiones de Energía, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Primera, con sus coordinadores y funcionarios del gobierno federal, dedicarán los primeros meses del año a la redacción de las leyes secundarias derivadas de la reforma constitucional en el ramo energético.

De acuerdo con información de legisladores, ya se revisan las reglas de los contratos que el gobierno signará con empresas nacionales e internacionales y todos llevarán cláusulas de transparencia y una leyenda que determine que los hidrocarburos en el subsuelo son propiedad de la nación.

Habrá diversos tipos de contratos de exploración y extracción de hidrocarburos: de servicios, de utilidad compartida, producción compartida, de licencia y los mixtos. Los mecanismos de pago serán en función de los recursos que se obtengan.

Las empresas recibirán su pago en efectivo si signan un contrato de servicios; tendrán un porcentaje de la utilidad si firman contratos de utilidad compartida; se les pagará con un porcentaje de la producción obtenida en el caso de que los contratos sean de producción compartida o con la transmisión onerosa de los hidrocarburos extraídos si atraen una licencia.

Cabe recordar que la reforma energética establece que la nación escogerá la modalidad de contraprestación, atendiendo siempre a maximizar los ingresos para lograr el mayor beneficio para el desarrollo de largo plazo.

Asimismo, la ley establecerá las contraprestaciones y contribuciones a cargo de las empresas productivas del Estado o los particulares, y regulará los casos en que se les impondrá el pago en favor de la nación por los productos extraídos que se les transfieran .

Otra ley secundaria en la que los senadores han avanzado, al menos entre grupos parlamentarios, es la referente al funcionamiento del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

La propuesta de la nueva ley es que el Fondo concentre todos los ingresos, salvo las contribuciones, que el Estado mexicano reciba con motivo de la suscripción de los contratos para llevar a cabo la exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos y será el responsable de administrar y realizar los pagos establecidos en dichos contratos.

Se espera que los legisladores modifiquen al menos 12 leyes: la de Petróleos Mexicanos, la Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo, la Federal de Derechos, la Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la Orgánica de la Administración Pública Federal, la Federal de Entidades Paraestatales, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, del Servicio Público de Energía Eléctrica, para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, la General de Deuda Pública, de la Comisión Reguladora de Energía y la Ley de Instituciones de Crédito.

[email protected]