La Cámara de Senadores reformó el Artículo 73 de la Constitución Política mexicana, que faculta al Congreso de la Unión para expedir leyes en materia de atención y protección de los derechos de las víctimas.

La aprobación de esa reforma, con 90 votos a favor, representa una exigencia del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y refuerza la Ley General de Víctimas, avalada también por el pleno senatorial en la sesión de este miércoles.

Con ese cambio en la carta magna las legislaturas de los estados y de la capital del país deberán adecuar sus leyes a la General de Víctimas en un plazo de 180 días luego de su entrada en vigor.

En el dictamen avalado por unanimidad, que se turnó a la Cámara de Diputados, el Senado de la República hizo énfasis en la exigencia en la sociedad mexicana para que el Estado garantice de manera integral la asistencia y la protección a las víctimas del delito.

Planteó que si bien hay normas e instancias para atenderlas y protegerlas, no ha habido los resultados esperados pues los esfuerzos de los tres niveles de gobierno carecen de un soporte constitucional que los coordine.

La reforma constitucional faculta al Congreso para expedir leyes que instauran la concurrencia de la Federación, estados y municipios en la atención y protección de los derechos de las víctimas.

En el dictamen correspondiente se precisa que el Congreso podrá expedir leyes en materia de atención y protección de los derechos de las víctimas, que deberán incluir los más altos estándares internacionales en la materia .

Se señala que la reforma amplía la certeza jurídica y fortalecerá las capacidades de las autoridades que actualmente se encargan de proteger los derechos de las víctimas .

De igual forma representa la atención a exigencias planteadas por los ciudadanos y por instituciones de amplio reconocimiento social como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), subrayó la Cámara de Senadores.

MIF