La Comisión Permanente aprobó por unaminidad el exhorto al presidente Felipe Calderón, a fijar el rechazo de la sociedad y gobierno de México a la ley antiinmigrante SB1070, promulgada en el estado de Arizona, en su próxima visita oficial a Estados Unidos.

La propuesta presentada por el senador priista Rogelio Rueda Sánchez, a nombre del líder de su grupo parlamentario Manlio Fabio Beltrones, señala que esa ley ha sido reprobada por su carácter discriminatorio y violatorio a los derechos humanos, por diversos sectores del país.

"La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta al titular del poder Ejecutivo federal para que, en el contexto de su próxima visita oficial a los Estados Unidos de América y, en particular, de su mensaje ante el Congreso de aquel país, manifieste el rechazo de la sociedad y el gobierno mexicanos a la ley SB1070", establece el punto de acuerdo aprobado.

En un debate que duró aproximadamente una hora, legisladores del PRD, PT y PVEM consideraron que el exhorto al titular del Ejecutivo no era suficiente para frenar esa legislación.

Por ello, plantearon también que los legisladores mexicanos expresen su condena a la Ley SB1070 en todos los eventos a que asistan.

Además, consideraron importante crear un grupo plural que le dé seguimiento a más de mil propuestas de ley presentadas en los Estados Unidos para evitar se multiplique el fenómeno Arizona.

El senador petista Ricardo Monreal, señaló que México no debe quedarse sólo en el exhorto para que Calderón Hinojosa proteste contra esa ley "racista", pues es necesario ir más allá.

"Actuemos con más energía frente a nuestros homólogos de los Estados Unidos, acudamos a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, a la OEA, a la ONU a denunciar esta campaña inhumana, racista y xenofóbica y que se agregue al punto de acuerdo que el Congreso tenga mayor injerencia en la defensa de los mexicanos radicados en Arizona", manifestó.

Por su parte el diputado del PVEM, Pablo Escudero propuso crear "un grupo de trabajo que monitoree las más de mil iniciativas presentadas en el país vecino del norte, para evitar que el efecto Arizona se multiplique, porque hay que ver hacia el futuro".

Mientras que el senador del PRD, Silvano Aureoles dijo que es ingenuo pensar que con una simple expresión de rechazo a esa ley por parte de Calderón se vaya a dar marcha atrás a esas acciones antiinmigrantes.

Comentó, que la popularidad de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, subió 20 puntos al haber firmado la ley SB1070, porque está en busca de su reelección.

"Por eso, no va a dar para mucho esto (el exhorto). No hay que bajar la guardia, ni hay que calarse, hay que estar en todos los foros internacionales denunciando esta ley violatoria de los derechos humanos", precisó.

Al iniciar la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el PRI presentó el punto de acuerdo propuesto por el senador Manlio Fabio Beltrones, donde planteaba que el mandatario mexicano manifestara su rechazo a esa ley, en su próxima visita a los Estados Unidos de América y, en particular, en un mensaje ante el Congreso de esa nación.

/doch