Con siete horas de retraso comenzó el XIV Congreso Nacional del PRD, donde luego de las intervenciones de los dirigentes nacionales se decretó de inmediato un receso para la elección de los consejeros nacionales faltantes que se votarán durante la madrugada.

Los congresistas del PRD enfrentan una jornada de trabajo dura, ya que están obligados a completar la elección de su Consejo Nacional, encargado de la elección de sus candidatos, para cumplir plenamente con la resolución del máximo tribunal electoral que así lo ordenó; de no completarlo se exponen a una multa que desean evitar.

Ante la falta de consensos, la apertura del congreso prevista para las 13:00 horas se difirió hasta las 20:00, pero como no se logró consensuar una plantilla única se decidió iniciar los trabajos y de inmediato se decretó un receso para continuar las negociaciones.

El congreso se inició con la presencia de 859 delegados de los 1,300 que integran el máximo órgano del partido, suficientes para alcanzar el quórum legal.

Luego hicieron uso de la palabra la secretaria general y el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Dolores Padierna y Jesús Zambrano, respectivamente.

Ambos llamaron a la unidad de la izquierda y descalificaron a la derecha, representada por el PRI y el PAN, y sostuvieron que la izquierda es la única alternativa que le queda al país para lograr un cambio verdadero.

Jesús Zambrano pidió a sus correligionarios crear una estructura electoral para defender el voto y evitar que se reedite lo ocurrido en 2006. "Vamos a trabajar con unidad para hacer presidente de México a Andrés Manuel López Obrador", afirmó.

Defendió en este punto la reforma electoral que evitará, dijo, la intervención de los poderes fácticos y del dinero en el proceso electoral que se avecina.

En su turno, Dolores Padierna afirmó que priistas y panistas son los responsables de la regresión que en los ámbitos político y social vive el país. El PRI y PAN, recalcó, son más de lo mismo.

Después de los discursos, el presidente de la Comisión Nacional Electoral, Ivan Texta, informó a los congresistas que ante la falta de acuerdos para elegir a los 64 consejeros nacionales que deberán completar ese órgano colegiado integrado por 328 consejeros se abría un receso para dar paso a la elección mediante otro procedimiento.

Hasta las 21:30 horas, explicó, estaría abierto el registro para que los congresistas inscribieran a los candidatos a consejeros, ya sea por planilla o de manera individual. A las 22:00 se abriría un plazo de tres horas para votar por las planillas registradas.

Después de ese plazo iniciaría el recuento de los votos. Las propuestas que no alcancen cuando menos cinco por ciento de los votos de los congresistas serían eliminadas sin más.

Luego se continuaría con las votaciones entre las planillas con mayor respaldo hasta elegir a los que obtengan más votos, lo que sucedería en el transcurso de la madrugada.

El congreso debe concluir en breve, porque más tarde los consejeros electos deben sesionar en el consejo para, entre otras cosas, elegir al candidato a la Presidencia de la República, así como a los candidatos al Senado y a la Cámara de Diputados.

MIF